By
Cecilia Díaz Betz

En el caso de Paloma Lanna se puede decir aquello que «de casta le viene al galgo». Esta joven catalana, apasionada por la fotografía en su vertiente más artística y experimental, fundó hace un par de años su propia firma de moda, Paloma Wool, donde da rienda suelta a su creatividad fusionando con muy buenas intenciones, y casi de manera inconsciente, arte, moda e industria.

Como si de una escultura se tratase, cada colección se moldea bajo unos parámteros artísticos inspiracionales concretos, que van tallando las prendas otorgándoles un valor añadido muy especial

Este hecho, a priori parece querer perpetuar lo aprendido en su seno familiar -hablamos de la hija de los fundadores de Nice Things-, y de alguna manera continuar con esa estela apostando por el mismo sector que sus progenitores, el textil. Pero lo cierto es que cada nueva colección que descubrimos bajo el nombre de Paloma Wool no hace más que confirmar la autonomía y personalidad propias de su ideóloga y su proyecto, que transcurre por derroteros y modelos de negocio ligeramente alejados de su herencia. Como ha explicado su creadora en repetidas ocasiones, Paloma Wool es una firma que se sustenta en tres pilares fundamentales: la producción local, la venta online y el soporte artístico. De esta manera, y como si de una escultura se tratase, cada colección se moldea bajo unos parámteros artísticos inspiracionales concretos, que van tallando las prendas otorgándoles un valor añadido muy especial, consiguiendo alejarlas de lo meramente funcional o del preciosismo automático.

Ahora, llega a nuestras manos y ojos (no os perdáis el interesante lookbook arriba) la Colección Nº4 de Paloma Wool inspirada en el cuerpo femenino. Una oda a las formas y curvas de la mujer personificada en el lino como tejido estrella de la firma esta nueva temporada SS15. De la delicadeza y ancestralidad del lino parten prendas en las que conviven las líneas básicas características de la marca con cortes altos en pantalones, aberturas en faldas y espaldas escotadas, con estampados de aire arty, que recuerdan los trazos pictóricos de parte de la obra de Matisse. Como en anteriores colecciones, también están presentes las ya conocidas sudaderas, numeradas y de edición limitada, con estampación de fotografías realizadas por su alma máter en diferentes partes del mundo.

Podéis adquirir las prendas a través de su web haciendo click aquí.