By
Cecilia Díaz Betz

¿Y si todos los materiales que nos rodean se convirtiesen en instrumentos musicales?, ¿y si todo fuese susceptible de crear sonidos?. Sólo de pensarlo se me pone la piel de gallina de felicidad sonora. Pues esta loca e idílica idea musical, al parecer ni es tan loca, ni es tan idílica como parece. El rompedor estudio londinense Dentaku, especialista en crear artefactos de lo más originales, han inventado, diseñado y creado un cacharro que puedes conectar a lo que te apetezca y convertirlo en instrumento musical. Os presentamos a Ototo, un divertido, fácil y amigable kit musical, de tamaño y apariencia parecido a un pedal de guitarra, que hará los sueños de más de uno realidad. Flipando, ¿Eh?.

Los sensores que lleva convierten el objeto en cuestión elegido en un instrumento musical con el que empezar a experimentar.

Ototo es un pequeño sintetizador que, como os comentábamos antes, se puede conectar a todo -y cuando decimos todo, es todo: frutas, verduras, muebles, cuerpo, etc. Los sensores que lleva convierten el objeto en cuestión elegido en un instrumento musical con el que empezar a experimentar. También admite varias conexiones con varios objetos a la vez, ampliando el espectro sonoro bastante. Gracias a una campaña en Kickstarter que comenzó Dentaku, la cual por cierto superaron con creces, han podido desarrollar este genial aparato, que puedes encargar aquí mismo y empezar a crear. Pero antes os recomendamos que os veáis el video más abajo que no tiene desperdicio, y os permite conocer algunas de las infinitas posibiliades de Ototo.