By
Olivia García-Patto

Cervezas Alhambra nació en 1925, intrínsecamente emparejada con el carácter legendario y místico del monumento que lleva por nombre. La naturaleza intrigante y evocadora de otros mundos de la Alhambra, se imprimió tanto en la energía de Granada como en la de Cervezas Alhambra desde su primer contacto. Así, las estancias arcanas, los patios recubiertos de arabescos, las celosías, el estuco de los decorados y los motivos geométricos de la ciudad palatina son sólo una muestra de la creatividad que hace de Granada un perfecto destino para la inspiración.

La intersección de las dos Alhambras denota el saber hacer de sus creadores y la importancia de la paciencia como rasgo característico

La intersección de las dos Alhambras denota el saber hacer de sus creadores y la importancia de la paciencia como valor, rasgo característico de la pasión de un maestro cervecero que sabe lo que hace y busca conferir ese dominio a un producto singular. Eso convierte a Cervezas Alhambra en una marca detallista que crea su cerveza con mucho cuidado y hace de ella una experiencia que se toca, se mira, se saborea y se aprecia en su prolijidad.

El privilegio de crear bajo unas reglas y un lenguaje propio es algo que Cervezas Alhambra comparte con cualquier gremio de creadores. Por eso, y ante la necesidad de tener un espacio común en el que diferentes procesos se puedan nutrir entre sí, nace crear/sin/prisa, una plataforma de creación contemporánea que promueve una forma de vida pausada y tranquila que nos permita apreciar las cosas con calma.

logo-crear-sin-prisa-01

Esta iniciativa a largo plazo presenta la oportunidad de crear para los sentidos, de crear para disfrutar, de crear por el simple placer de hacerlo. Cervezas Alhambra reunirá a diferentes artesanos contemporáneos españoles que comparten un gran respeto por su materia, procesos y dedicación creativa para hibridar en una serie de intervenciones de las que surgirán piezas inéditas como una reinterpretación del clásico punto de cruz o una actualización de una pieza de mobiliario tradicional, por ejemplo.

Las primeras colaboraciones vienen de las manos de Raquel Rodrigo en Valencia y Martín Azúa en Barcelona

Las primeras colaboraciones vienen de las manos de Raquel Rodrigo en Valencia y Martín Azúa en Barcelona. La creación exclusiva de Raquel emerge de su inspiración en los mosaicos perfectamente ordenados de la Alhambra, en su equilibrio y en sus más hermosas simetrías. En cambio, fiel a su filosofía de “parar para ver con ojos curiosos las cosas buenas que nos rodean”, Martín ofrecerá un regalo para los viandantes de la Ciudad Condal.

En definitiva, crear/sin/prisa es una iniciativa que permite imprimir los valores artesanos y el saber hacer de Cervezas Alhambra a otros proyectos. Después de todo, la artesanía es algo de lo que deberíamos aprender estos días, porque lo bueno no se hace con prisas, sino con cariño, como la cerveza.

Alhambra Reserva 1925 recomienda el consumo Responsable 6.4º