By
Lucía Morales

Son días de alta intensidad en el Teatro Cervantes, sede habitual del Festival de cine Málaga. Durante su 22ª edición están proyectándose un total de 90 cintas de diversos géneros, a través de las cuales podemos hacernos una idea de cuál será el mapa cinematográfico tanto de España como el resto de Iberoamérica en 2019.

La bandera feminista comienza a ondear con brío en la 22ª edición del Festival de Málaga

Si repasamos la programación del Festival de Málaga, podemos sacar un balance positivo de la presencia de directoras en el mismo. Me complace avistar que la bandera feminista comienza a ondear con brío en la industria del cine. Mi selección trasciende más allá de la Sección Oficial de Largometrajes del festival, incluyendo cortometrajes, largos de la sección Zonazine, así como algún bonustrack:

Suc de Sindria, de Irene Moray 

Los 23 minutos de la cinta transcurren en una salida de una pandilla de amigos al campo. Bárbara (interpretada por Elena Martín ), la protagonista, desvela a sus amigos que ha sufrido una violación. La narración del corto se centrará en la recuperación paulatina de la joven junto a su compañero, Pol (Max Grosse), junto al que volverá a recuperar su sexualidad en aquel entorno bucólico. El cortometraje, segundo en la filmografía de la fotógrafa y cineasta Irene Moray (1992), que ganó un nombramiento a los Premios del Cine Europeo en la Berlinale, compite por la Biznaga de Oro en la sección oficial de cortos del Festival de cine de Málaga. Imprescindible visionado en tiempos como estos, en los que por desgracia los casos de ‘Manadas’ van en aumento.

Esto no es Berlín, de Hari Sama

Una de las proyecciones más arriesgadas y frescas en Málaga es esta cinta, ambientada en el D.F. de 1986. Su protagonista, un adolescente de familia acomodada, siente que no encaja ni en su entorno familiar ni en su escuela privada, pero su vida cambia cuando entra a un club clandestino en el que entra en contacto con la diversidad sexual, las inquietudes artísticas, el punk, las drogas y la sensación de libertad que ofrecen los márgenes sociales en la noche.  Esto no es Berlín es la sexta película del director mexicano y, quizás la más autobiográfica hasta la fecha.

El silencio que queda, de Amparo Garrido

El primer largometraje de la artista visual Amparo Garrido que entró en contacto a la historia de José Carlos Sures, un ornitólogo que se quedó ciego a los seis años y que es capaz de descubrir 200 tipos de aves diferentes a través de su canto. El filme es un compendio de videocreación y documental, en el que la valenciana nos adentra en los sentimientos que plasman sus imágenes. El silencio que queda es una cita con el poesía, lenguaje volcado en el canto de las aves y el duelo ante la pérdida de una persona amada.

Insumisas, de Laura Cazador y Fernando Pérez 

La historia de Enriqueta, la primera mujer que ejerció el oficio de cirujano -oficio vetado para su sexo en aquel entonces-,  en la Cuba de principios del XIX, te resultará familiar si conoces la biografía de la filósofa feminista Concepción Arenal, que se disfrazó de hombre a mediados del XIX para asistir como oyente a las clases de Derecho de la Universidad Central de Madrid. Tras pasar por el Festival de Cine Latinoamericano, llega a Málaga para participar en la Sección Oficial de Largometrajes. La cinta narra la historia real de la transgresora Enriqueta Faber, que fue procesada por vía juducial por adoptar una identidad masculina para poder ejercer su profesión. Un dato: la cirujana se casó Juana de León siendo el primer matrimonio conocido entre personas del mismo sexo en Cuba.

El despertar de las hormigas, de Antonella Sudasassi Furniss

Esta cinta trata de una joven modista, madre de dos hijas, que se enfrenta a las presiones de su marido y su familia política para que tenga un hijo varón con su marido. Isabel, la protagonista, decide que no quiere seguir complaciendo a su entorno, marcado por el machismo y el conservadurismo de la sociedad costarricense. Es en la lucha del personaje en la que Antonella Sudasassi (San José, Costa Rica, 1986) busca explorar la sexualidad en las etapas vitales de la mujer. La película está en la Sección Oficial del Festival de Málaga.

 

Asamblea, de Alex Montoya

El film debut de Alex Montoya está basada en la obra teatral ‘La gent’ de Juli Disla y Jaume Pérez, en la que se proponía al público formar parte de una reunión en la que se infiltraban los propios actores y actrices para debatir sobre cuestiones políticas. El realizador decidió alargar la pieza teatral y dotarle de mayor extensión y dinamismo. Coproducida por Kaishaku Films  y Nakamura Films, se presentó en primicia en la sección Zonazine de Málaga. Francesc Garrido, Cristina Plazas, Greta Fernández y Nacho Fresneda protagonizan esta sátira sobre las relaciones de poder en las asambleas de los movimientos sociales.

Ojos negros, de Marta lallana e Ivet Castelo

Illana y Castelo son dos jóvenes realizadoras que no llegan a los veinticinco años de edad y ya han grabado su primer largometraje. Pertenecen a esa joven hornada de la Facultad de Comunicación Audiovisual en la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona) que tanto está dando que hablar. Ojos negros, producida por Filmin, muestra el coming of age de Paula, una chica de 14 años que se ve obligada a pasar un verano en el pueblo con su tía y su abuela con quienes apenas ha tenido relación. En Ojos negros, la localidad turolense en la que transcurre la historia, se destaparán tensiones familiares producto de la enfermedad de la abuela de Paula. Por suerte, Paula conoce a Alicia, una chica de su edad con la que establece una amistad que marcará uno de los veranos más memorables de su vida.

Rutas en febrero, de Katherine Jerkovic

El debut de Katherine Jerkovic trata de los choques culturales que sufren una adolescente canadiense hija de padres uruguayos emigrados a Canadá y su abuela paterna, con la que se reencuentra en la aldea que sus padres abandonaron en busca del progreso económico en el norte de América. La coproducción uruguayo canadiense, fue seleccionada dentro de las diez mejores películas canadienses del Festival Internacional de Cine de Toronto, recibió del Círculo de la Crítica de Vancouver los premios a: Mejor Ópera Prima y Mejor Actriz en el Festival Internacional de Cine de Vancouver. Interesante reflexión sobre la identidad ligada al origen.

Bonus track: Madre, Rodrigo Sorogoyen

Tras la nominación a los Oscar del corto que lleva el mismo nombre, el director lo adopta como prólogo de un largo que presenta en primicia en Málaga. En la cinta que presentó esta mañana, Sorogoyen muestra una elipsis de 10 años con los cambios derivados del tiempo que transcurre del corto a la historia del largometraje. Marta Nieto vuelve a protagonizar el film, y completan el reparto Jules Porier, Álex Brendemuhl, Anne Consigny y Frederic Pierrot. La cinta, que se encuentra en posproducción, será acabada en abril. Con el trailer del corto os dejamos: