By
Lucía Morales

Continuamos con la lista que comenzamos ayer, en la que os contábamos cuáles habían sido nuestras canciones favoritas de aquellos tiempos dosmileros. Observaréis que nuestro corte es rematadamente indie, salvo por algún sobresalto urbano. Y qué sobresalto. Que vivan todos los sobresaltos del mundo si son como ese. Apuesto que al repasar la segunda mitad de nuestra lista una pasarela de recuerdos. Para nosotros es un placer compartir los nuestros con vosotres:

[Nuestro “10 years challenge” particular: los diez mejores temas dosmileros nacionales (Parte 1)]

[Nuestro “10 years challenge” particular: los diez mejores temas dosmileros nacionales (Parte 2]

[Nuestro “10 years challenge” particular: los diez mejores temas dosmileros internacionales (Parte 1)]

[Nuestro “10 years challenge” particular: los diez mejores temas dosmileros internacionales (Parte 2)]

Mala Rodriguez – Tengo un trato (Lujo ibérico, 2000)

“A mi no me sacas tu genio que te lo mato / si estas gordo lo dejo flaco / si estas flaco tómate algo / huye de lo malo / búscate un trabajo / hay que hacer algo sano”. Así comienza ‘Tengo un trato’, con un puñetazo en los morros. La jerezana inauguró la década de los dosmiles con Lujo ibérico, producido entre el sello Superego y la multinacional Universal, un hito importante en la historia de la música patria. Con anterioridad había publicado maxis como el célebre Yo marco el minuto/Tambalea o A jierro, que se incluirían finalmente en el primer álbum de la Mala, que nos conquistó con su revisión del refranero popular, su deje andaluz, empoderamiento feminista y una garra que trascendió al estudio y a los escenarios, que creó escuela. La más chula. T. Lucía Morales 

 

Lidia Damunt – En el cementerio peligroso (En el cementerio peligroso, 2009)

Esta es mi canción favorita del segundo álbum de Lidia Damunt. La Hello Cuca nos trasladó a su dimensión onírica en el que fue segundo largo en solitario y no defraudó en su apuesta en esencia de voz, guitarra, tocando la guitarra, haciéndose acompañar de unos cascabeles que manejaba con su pie y mucho brío. Damunt nos adentra en el misterio de una noche ciertamente tenebrosa en un cementerio entre sentimientos de venganza y la búsqueda de su identidad.  T. Lucía Morales 

Triángulo de Amor Bizarro – Isa vs el partido humanista (Triángulo de Amor Bizarro, 2007)

Triángulo de Amor Bizarro nunca han sido de callarse las cosas. La banda ha sido altamente política desde el minuto uno, como demuestran varias canciones de su primer disco homónimo, lanzado en 2007 a través de Mushroom Pillow. ‘Isa vs. el Partido Humanista’ es el ejemplo perfecto: un tema nihilsta en el que Isa Cea, bajista y corazón de la bandaarremete contra toda la humanidad y sus gobernantes. Un tema directo, urgente y violento, que el grupo recuperó para la gira de Salve Discordia (Mushroom Pillow, 2016), y que es uno de los temas favoritos para la mayoría de fans de la banda. T. Quim Coll 

Manel – Captatio Benevolentiae (Els millors professors europeus, 2007)

Aunque ahora no lo parezca, Els millors professors europeus (Discmedi, 2007) es uno de los discos más importantes de la música catalana. Manel cambiaron el juego hace un poco más de 10 años. Con la publicación de ese disco, el pop catalán cambió para siempre y todos los grupos salidos desde entonces siguieron la estela de los barceloneses. ‘Captatio Benevolentiae’ es sin duda alguna la canción del disco dónde Manel mejor muestran todas sus habilidades. Desde el clarinete de Martí Maymó (que deja el bajo durante un tema) hasta la profunda y épica letra de Guillem Gisbert, la canción es digna de la vida perfecta que describe. T. Quim Coll 

McEnroe – Tormentas (Tú nunca morirás, 2009)

Tema de una oscuridad y expresividad contundentes en el que la voz de Ricardo Lezón reluce estoica. Al final de ‘Tormentas’ surgirá lo esperado el estallido instrumental y de collages sonoros en reflejo de lo abrupto a ante una inminente ruptura. Tú nunca morirás (2009)bajo el sello Subterfuge, fue el segundo disco del quinteto de Getxo: una muestra de slowcore y americana genialmente adaptados a la esencia del proyecto, que nos recordaron a Low o a Red House Painters. Todo aquel estruendo que pasaría a la historia del indie patrio. T. Lucía Morales 

Sigue nuestro lookback Spotify: