By
Sandra Navarro Bejerano

Si te aburre lo convencional y piensas que tu camiseta de Sheldon Cooper se queda corta para representar ese loco amor que sientes por la ciencia, tranquilo, tenemos algo que sí que lo hará. Hablamos de las piezas de Nora Fok, la artista asiática que se inspira con la bioquímica y las matemáticas para crear una preciosa colección de joyas, tejidas de misterio y de un futurismo de ensueño.

Nora moldea tejidos que imitan las armónicas estructuras que encontramos en la naturaleza

Hoy por hoy, Nora reside en el sudeste de Inglaterra y ha convertido su casa en el estudio donde dar rienda a sus proyectos manuales. Decir que sus diseños son barrocos es quedarse corto. Al estilo de la vieja escuela, Nora Fok moldea los tejidos hasta emular las armónicas estructuras que encontramos en la naturaleza. Tan pronto te puede hacer una nube de moléculas de nylon como un collar que te recuerde al Bosón de Higgs.

Sus exquisitos diseños persiguen la precisión biológica mediante un elaboradora proceso creativo, que consiste en la laboriosa tarea de tejer trenzar, anudar y vuelta a empezar. ¡Una sola de sus piezas necesita semanas para ser terminada!

No es solo artista, Nora es investigadora. Se siente maravillada por todos los aspectos de la naturaleza, desde los elaborados sistemas de orden molecular a la estructura del ADN y, en respuesta a este amplio enigma que es el mundo, crea piezas que intentan ser una réplica a los misterios biológicos que nos atañen.

Su trabajo se exhibe ahora en la exposición Jewelry of Ideas en el Museo de Diseño de Nueva York  y verlo es un auténtico gustazo, tanto para los entendidos de la física y la biología como para los que aprecian el mérito de un arte elaborado.

No te pierdas los nuevos proyectos de Nora Fok entrando en su web.

O descubre más joyas cargadas de recuerdos.