By
Cecilia Díaz Betz

Digan lo que digan, el invierno tiene muchas cosas maravillosas, pero en concreto hay una que repetimos año tras año, y que resulta de lo más confortable, a la vez que nostálgica: la sensación de ponerse un jersey o una chaqueta de lana cuando hace frío y, de repente, sentirse abrigado, como en casa.

Una pequeña firma textil argentina dedicada a la fabricación totalemente artesanal de colecciones en punto a la vieja usanza

No obstante, para ese momento no vale cualquier tipo de jersey, y siempre tiramos de aquel que tejió la abuela, o el otro que heredaste de tu madre. Da igual los inviernos que pasen, curiosamente esas prendas siguen prácticamente intactas temporada tras temporada. ¿La clave? La forma en la que fueron realizadas, las materias primas y, sin lugar a dudas, el cariño. La gente de Nido, una pequeña firma de punto argentina, conocen bien esa especial sensación, y decidieron meterse de lleno en la fabricación totalemente artesanal de colecciones en punto a la vieja usanza, pero con un diseño sobrio. Jerseys, chaquetas, gorros, bufandas, calcetines y manoplas. Todos hechos a mano, con mucho esmero y dedicación, lo que les otorga algo único y especial que los hace incomparables a sus homólogos industriales. Pero si hay algo por lo que Nido destaca especialmente es por la elección cuidadísima de las materias primas con las que trabajan -lanas de oveja, cabra y llama-, su cadena de producción 100% sostenible de principio a fin y la recuperación de técnicas ancestrales. Al invierno todavía le quedan unos buenos coletazos por estas latitudes, así que no dejéis de echar un vistazo a su shop online, y haceros con una prenda para toda la vida.