By
Olivia García-Patto

Entre ruedas y tacones, la top model Natalie Westling nos demuestra que podemos ser quienes queramos, sin importar lo que el mundo nos diga. Habiendo desfilado para los nombres más grandes en haute couture y subida a una tabla desde los 3 años, Westling era candidata perfecta para ser embajadora de la marca que abandera una actitud como la suya: Vans. En esta colaboración, Natalie tuvo la oportunidad de diseñar sus propias Sk8-Hi Reissue DX, combinando su core de patinadora con sus pasos entre la moda.

Entre ruedas y tacones, la top model Natlalie Westling nos demuestra que podemos ser quienes queramos, sin importar lo que el mundo nos diga

Siendo un pequeño fruto de los noventa,  el diseño de Natalie claramente carga influencias del skate de la década y de su propio estilo. La paleta escogida es tan sobria como audaz, ya que combina un nobuk claro con la Sidetripe y el logo en azul cielo.

Además, cuentan con un revestimiento de malla con un diseño mini checkerboard, utilizado alguna vez en las siluetas de skate más icónicas de Vans durante los noventa, junto con una suela en goma oscura. Ah, y en el interior, sus Sk8-Hi Reissue DX  llevan impreso su emblema ‘Natalie Skate’ sobre una plantilla también azul, en consonancia con sus tatuajes.

El lookbook, realizado por la fotógrafa Christin Rose, respira girl power por todas partes. Fundadora del proyecto ‘She Plays We Win’, Rose quiso aprovechar el espíritu y la vibra de Westling para empoderar su mensaje y celebrar la confianza que los deportes le dan a las jóvenes que se sumergen en ellos. Por eso, a Natalie la respalda un grupo de niñas sakters de Nueva York.

Una colaboración así necesitaba un espacio igual de etéreo y ecléctico para lanzarla al mundo. Por eso, ¿quién mejor que el mega bebé de Humberto Leon y Carol Lim? Así es, las Sk8-Hi de Westling están disponibles en exclusiva en todas las tiendas Opening Ceremony.