By
Claudia Pascual López
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera
Natalia Rivera

Es una marca de moda ready  to wear fundada por la diseñadora que da nombre a la marca.

Natalia Rivera  (Huesca, 1984). Su primer contacto con el mundo de la moda fue durante su etapa londinense, ejerciendo de visual merchandising para marcas internacionales como Mango o Diesel y estudiando en el London College of Fashion. Posteriormente decidió  realizar sus estudios en diseño de moda en el Institut Català de la Moda de Barcelona, recibiendo la mención especial al mejor proyecto de su promoción en el año 2014.  Ese mismo año también resulta finalista en la plataforma ModaFad dentro de la Barcelona 080 Fashion y es invitada a presentar su colección en Brighton Fashion Week (UK). Durante este tiempo Natalia también estuvo trabajando en varios estudios de diseño de moda lo cual le dió madurez y decisión para emprender la dirección artística de su propia marca.

El trabajo de Natalia es el reflejo de su creatividad combinado con el conocimiento de tejidos, materiales, patronaje y con una base emocional lo cual hace que toda prenda llegue a desprender un sentimiento.

 

Whim es una colección que hace referencia al sentimiento de capricho, a la espontaneidad de un deseo, de un resurgir, de una ilusión recuperada, picardía, inocencia, romántico.

Es un torbellino de sensaciones que se plasman de forma efímera y placentera, donde convergen siluetas que desprenden magia, pasión, ensoñación como en Sueño de una Noche de Verano, relax y vivacidad en la cromática y una despreocupación y espontaneidad como aquellos maravillosos años de Stephen Tennant, todo ello crea un nuevo invierno del que se quiere disfrutar.

Voluminosas y largas siluetas nos recuerdan a  principios de los 80, con materiales suaves y nobles como paños aterciopelados, lana,  terciopelo, punto, algodón, organza y acompañados de pieles metálicas, bordados, incrustaciones, relieves…. Y acompañado de una paleta de colores ecléctica de tonos intensos y directos desde la naturaleza.