By
Ariana Díaz Celma

Nacy Kates es una de las protagonistas indiscutibles de la última edición del Fire!, el festival de cine gay y lésbico que tiene lugar cada año en Barcelona y del que somos media partners. Regarding Susan Sontag, el documental que presenta esta edición, hace un retrato exhaustivo de una de las pensadoras más influyentes y provocadoras del siglo xx, y es uno de los iconos literarios, políticos y feministas más importantes de su generación. Kates hace un retrato fiel no sólo de su trabajo, sino también de su vida sentimental. Kates es una experta en el séptimo arte cuando se trata de contar historias relacionadas con la lucha de los derechos de la comunidad gay. Buena muestra de ello es el galardonado documental Brother Outsider: The Life of Bayard Rustin, ganador de innumerables premios. En Good2b la hemos entrevistado…

“Susan Sontag era bisexual, aunque sí es cierto que mantuvo más relaciones con mujeres que con hombres”

Has presentado Regarding Susan Sontag en Fire!, el festival de cine gay y lésbico. ¿Ves el documental como un firme exponente de la comunidad gay? La verdad es que no parece ser la parte más importante del mismo sino un tema que se trata sólo por encima…

Agradezco que hagas este apunte porque hay gente que ha acusado el documental de estar demasiado centrado en su vida privada y no en su trabajo. Trata de la guerra, su trabajo como periodista, los viajes y, además, de sus relaciones de pareja.

Y éstas no son siempre gays…

No, Susan Sontag era bisexual, aunque sí es cierto que mantuvo más relaciones con mujeres que con hombres. Su sexualidad ambigua es, obviamente, parte del documental porque es parte de su vida, pero no es la historia ni el hilo conductor del mismo, sino una pieza más.

Quizás el documental se ha presentado en el Fire! vinculándolo a tu trayectoria. Tu anterior trabajo, Brother outside: the life of Bayard Rustin, sí es un film centrado en la defensa de los derechos de los gays. Podemos decir que eres una directora sensible con el tema…

La verdad es que Regarding Susan Sontag ha estado en muchos más festivales que mi documental previo, aunque ganara más premios el anterior. Lo que sí es cierto que a veces te encasillan y te llaman a participar en un festival específico por tu trayectoria. Al final siempre termino hablando de los derechos de gays y lesbianas. ¿Por qué nadie me pregunta por Starbucks?

Siempre se puede cambiar de tema, ¿qué opinas del café en Barcelona?

Mucho mejor que el de Starbucks sin duda, aunque, si no es para tomar un expresso, confieso que me encantan sus frapuccinos.

unnamed

“El documental se empezó a gestar cuando discutí con un vecino su orientación sexual”

Volvamos ahora al documental, ¿qué te llevó a tratar de la vida de Susan Sontag?

Susan murió seis meses después de que lo hiciera mi padre y la verdad es que es algo que me puso muy triste. Para mí siempre había sido una voz muy a tener en cuenta y, de hecho, tenía siete de los 16 libros que había escrito. En el barrio en el que vivo en California hay muchos directores. Un día estaba en casa de uno de mis colegas y salió el tema de si Susan era lesbiana o no. Yo estaba segura de que sí, él decía que no y en los obituarios de los principales periódicos no se decía nada de su vida privada. Tras pensarlo un poco pensé: “Es hora de investigar y hacer un documental antes de que otro lo haga”. Obviamente, mi vecino terminó aceptando que tenía razón (risas).

¿Qué debe tener un personaje para que te interese y quieras hacer un documental?

Cuando estaba en la universidad Susan Sontag era un referente para mí. Si eres una mujer, Susan es alguien a quien admirar. Ahora ya soy una persona madura, pero me gusta pensar en como me sentía cuando tenía 20 años cuando leía lo que había escrito.

¿Cómo fue el proceso de hacer el documental?

Me llevó mucho trabajo. En Estados Unidos no tenemos fondos para hacer documentales, así que me tuve que buscar bastante la vida. Busqué a personas cercanas a ella, todas las que aparecen en el documental y me tragué horas de entrevistas en televisión y programas en los que aparecía.

¿Echaste de menos a alguien en el documental?

A su hijo, por ejemplo. Es escritor y creo que no quiere que se le conozca como el hijo de Susant Sontag, sino como a él mismo. Es algo que respeto profundamente.

Dinos, ¿qué música escuchaste mientras hacías el documental?

Tus hotspots favoritos en San Francisco son…

El Golden Gate y el Zuni Café.

¿Tienes algún guilty pleasure?

Me encanta Orange is the New Black, aunque tampoco es tan guilty porque aparecen lesbianas en la serie.

Nunca pensabas que terminarías…

Siendo directora de cine. Hasta los 28 me dediqué al periodismo. Sé que de alguna forma está relacionado, pero cuando filmo intentó no hacerlo desde un punto de vista periodístico.

Para ti ser Good2b es…

Estar en Barcelona presentando mi último documental.