By
Cecilia Díaz Betz

Empezábamos a echar en falta una buena dosis de surrealismo artístico para comenzar este 2017 y, ciertamente, el último proyecto de la artista alemana con sede en Berlín Nadja Buttendorf, nos ha dejado noqueados de la impresión.

Nadia Buttendorf plantea ciertas cuestiones en torno al cuerpo humano, la aceptación del mismo y su relación con la maquinaria tecnológica

La artista acaba de crear FINGERring y EARring. Dos series de joyas y complementos realizados en silicona, que imitan a la perfección las partes del cuerpo donde deberían ser puestos. Es decir, un anillo que es un dedo de la mano, una oreja-pendiente y una serie de collares de ‘piel’. Una especie de juego de anatomía hiperrealista, en el que Nadja Buttendorf plantea ciertas cuestiones en torno al cuerpo humano, la aceptación del mismo y su relación con la maquinaria tecnológica (por ejemplo, las prótesis).nadja-buttendorf-fingerring-5

Preguntas como por qué nuestras extremidades están donde están o qué sucedería si fuésemos radicalmente diferentes, son el hilo conductor de este proyecto entre la realidad y la ficción. Destaca además el sentido del humor, la ironía y, por supuesto, el surrealismo, desde donde Nadja Buttendorf aborda estos nuevos proyectos. No obstante, no debemos obviar cierto halo extraterrestre que rodea las piezas, sobre todo cuando uno se las pone. ¿Quién no ha deseado alguna vez tener seis dedos o tres orejas?

ezgif-com-77febdc618