By
Marta Serra

Las gafas de la marca berlinesa Mykita se han convertido en todo un referente de modernidad, no solo por su aire atrevido y lleno de carisma sino también por su método de producción de última tecnología. Pronto abrirán una tienda en Barcelona, así que permaneced atentos a las buenas nuevas. 

Redondas, cuadradas, mariposa o hexagonales; con estilos atemporales, retro o de lo más trendy; lentes rojas, amarillas, verdes … Mykita tiene el complemento perfecto para todos los perfiles, desde los amantes de lo clásico a los que quieren sorprender con algo fresco y peculiar. Esos sí, todos sus modelos, tanto ópticos como de sol, son garantía de calidad y de cuidado hasta el último detalle.

Con un sistema de producción que combina la alta tecnología con los procesos artesanales, Mykita da un enfoque multidisciplinario y autosuficiente a la manufactura, y se mantiene siempre a la vanguardia de la innovación tecnológica. La empresa cuenta con instalaciones para la producción in situ de todas sus piezas, desde el boceto hasta el control de calidad final. Además, cuenta con una serie de socios externos especialistas para mantenerse siempre en constante experimentación y desarrollo, fieles siempre a su máxima “la solución técnica ha de ser también una solución estética”

Mykita, distinguida por su impulso creativo y su mejora constante, fue creada en 2003 por Moritz Krueger y, desde entonces, no ha dejado de sorprendernos con nuevos diseños.  Monturas hechas con láminas ultrafinas, bisagras espiral, impresiones 3D… la manufactura moderna combinada con grandes dosis de estilo han sido reconocidos con más de 40 premios y distinciones. Más allá de su elegancia, son también un complemento que destaca por el confort y la calidad.