By
Ariana Díaz Celma
El nuevo Sir Victor -aka el antiguo Hotel Omm- es algo así como un juego de matrioshkas. Un bonito envoltorio que, si desprecintamos, alberga otras tantas sorpresas en su interior. La primera de ellas es Mr Porter, restaurante que ha remodelado un espacio gestionado durante muchos años por los hermanos Roca para dejar paso a una brasería con un punto extravagante, con una apuesta gourmet top y una atmósfera gamberra y elegante a la vez. Para ello, ha dado al interiorismo un meneo necesario para modernizarlo, dando como resultado una cocina vista que aporta dinamismo al espacio, acompañada de una isla central de mesas con sofá de inspiración diner que dan un toque único al lugar.
Esta nueva aventura viene avalada por The Entourage Group, grupo holandés que en Amsterdam ha situado el Mr Porter original en el ático del W Hotel y que cuenta en su haber con otras joyas gastronómicas como The Butcher -esta vez sí, localizado en el Sir Adam, el homónimo del Victor en la capital de los tulipanes-, el Izakaya o el Momo. Con tal carta de presentación, la apertura en la Ciudad Condal solo puede traducirse en un hit instantáneo. Ellos mismos presumen de explorar la ‘fina línea entre el placer y la tentación’ a través de una propuesta que toma como referencia la brasería tradicional y la eleva a la categoría de revolucionario steak house, y que da como resultado un espacio eminentemente nocturno con un ambiente ecléctico y, lo más importante, una carta para gozar sin reservas.
Las brasas de este restaurante, extravagante pero modesto a la vez, cocinan desde carnes gourmet a verduras, convirtiendo la carta en apta para todos los públicos
Las brasas de este restaurante, extravagante pero modesto a la vez, cocinan desde carnes gourmet a verduras, convirtiendo la carta en apta para todos los públicos. Un chophouse muy particular pensado para compartir platos a ritmo de cóctel. Podemos así encontrar recetas 100% carnívoras ya clásicas en su homónimo de Amsterdam -que abrió en 2015- como el Lady Mignon, el Sirloin Steak o el plato estrella: el Bone-in filet. Su lado más healthy lo degustaremos con el Carpaccio de Calabacín y el Puerro Asado; mientras que el Filete Chateaubriand con foie gras o las Costillas en Tira Tomahawk se convierten en guilty pleasures instantáneos del lugar. ¿Nuestra recomendación? Compartir para así poder probar cuanto más, mejor.
Avisamos de la imperiosa necesidad de dejar algo de espacio para los postres. Para disipar tus dudas, te diremos el nombre de dos imprescindibles: la Explosión de Chocolate y el Coconut Ice, un parfait de coco y lima con Caviar Tom Yam y mango fresco. Ambos combinan a la perfección, no solo por su poder a nivel visual, sino también por el sabor. La guinda final la pone su carta de cócteles, con recetas como su insignia, el Silver Fox, con semilla de apio, tequila Ocho, piña, limón y un toque de pimienta rosa; sin lugar a dudas las opción más pícara y acertada.
Aunque la noche es el momento en el que el espacio es más vibrante, Mr Porter también sirve contundentes desayunos y comidas, así como una acotada carta de tapas –Foxy Bites– para degustar entre horas. Una visita te costará alrededor de 40-50€, dependiendo de tu hambre, sed y el número de cócteles con el que decidas alargar la velada. Un lugar para ver y ser visto al que uno debe acercarse mínimo una vez en la vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Detalles