By
Quim Coll

Noviembre sigue en boga y no damos abasto con la de nueva música que está saliendo. La semana pasada publicó un nuevo disco SebastiAn, Camellos lanzará su nuevo álbum el día 29, esta semana ha sido el turno de nuevos singles de Billie Eilish y Moses Sumney, y hoy TNGHT ha publicado su primer EP en más de 7 años. Ahí es nada… F: Moses Sumney fotografiado por Sam Keller para W Magazine

Camellos – Mazo

Esta semana destacamos los nuevos singles de Billie Eilish y Moses Sumney, este último con anuncio de un nuevo álbum, græ, incluido

Camellos puede ser tu nueva banda favorita (si no lo es ya). El cuarteto asentado en Madrid debutó en el mundo de los LP con el excelente Embajadores en 2017, un compendio de canciones que retrataban la realidad de su día a día con altas dosis de ironía y sarcasmo. El año pasado sacó casi por sorpresa un EP titulado Arroz con cosas, cuatro cortes más que confirmaban que lo suyo no era flor de un día. Ahora, con 2019 a punto de acabar, va a publicar Calle para siempre, su segundo LP, en el que encontraremos canciones con su indescriptible sello de calidad, como esta Mazo:

Cortesía de Youtube/Limbo Starr/Camellos

TNGHT – TNGHT II

TNGHT es un dúo musical formado por el productor escocés Hudson Mohawke y el productor canadiense Lunice. Aparecieron de la nada en 2011 y en 2012 publicaron un EP titulado TNGHT, que recibió grandes halagos de la crítica especializada y les consiguió miles de fans devotos que les consideran un grupo de culto. Después de 2013 desaparecieron. Mohawke ha producido para Kanye West, Drake, Pusha T y A$AP Rocky entre muchos otros, mientras que Lunice se ha mantenido en el underground. Hasta ahora, que de la nada han vuelto con un nuevo EP. TNGHT II podría haber sido publicado al mes siguiente que el primer EP, porque no han perdido nada de frescura ni de locura. Juzgad vosotros mismos.

Cortesía de Youtube/TNGHT

SebastiAn – Thirst

SebastiAn es uno de los principales nombres del sello francés de electrónica Ed Banger, junto a otros artistas destacadísimos como Justice, Breakbot o Mr. Oizo. En 2011 publicó Motor, un disco de electro sucio rompepistas, y desde entonces se ha mantenido como productor de estrellas de la talla de Frank Ocean o Charlotte Gainsbourg. A principios de año anunció Thirst, su segundo álbum (siete años después del primero), que cuenta con colaboraciones de altura como Syd, Sparks, Gallant o la propia Charlotte Gainsbourg. El disco, que pudimos disfrutar en directo en la última edición del Sónar, sigue la línea del primero, e incluso cuenta con un videoclip de presentación dirigido por Gaspar Noé:

Cortesía de Youtube/SebastiAn

Moses Sumney – Virile

Moses Sumney lleva ya varios años explorando los límites de los géneros musicales. Empezó con un EP titulado Lamentations que sonaba emocionante pero incompleto. Luego publicó el maravilloso Aromanticism, un álbum debut que hizo que artistas como Sufjan Stevens o James Blake quisieran hacer remixes de sus canciones; que St. Vincent se lo llevase de gira como telonero y, lo más importante, que su nombre estuviese en boca de todos. Pues bien, Sumney acaba de anunciar su segundo disco. Se llamará græ, verá la luz en dos tandas durante 2020 y será un doble álbum conceptual sobre el gris. Ya podemos escuchar su primera canción, Virile, con videoclip dirigido por él mismo, que desde ya es uno de los mejores del año.

Cortesía de Youtube/Moses Sumney

Billie Eilish – everything i wanted

El fenómeno Billie Eilish no para. La cantante angelina acaba de publicar el primer single desde el lanzamiento de WHEN WE ALL FALL ASLEEP, WHERE DO WE GO?, su destacadísimo álbum debut. La canción se llama everything i wanted y trata sobre la relación con su hermano FINNEAS, co-autor del tema. Según contó la propia Billie a la presentadora de radio inglesa Annie Mac, la canción proviene de un sueño en el que se suicidaba tirándose desde lo alto del Golden Gate de San Francisco, y a nadie le importaba. De hecho, la mayoría de sus seguidores salían diciendo que nunca les había gustado. Todo el mundo se ponía en su contra menos su hermano, que la seguía defendiendo. De ahí la canción, una auténtica carta de amor a la fraternidad.

Cortesía de Youtube/VEVO/Billie Eilish