By
Quim Coll

La pandemia del coronavirus ha cerrado escuelas, universidades y algunos sitios de trabajo, nos ha metido en confinamiento y nos impide salir a la calle con el objetivo de frenar la curva de contagio. Los gobiernos y las comunidades de medio mundo recomiendan el distanciamiento social y los hashtags #YoMeQuedoEnCasa y #StayHome son trending topic en todo el mundo. En consecuencia, muchas marcas han puesto algunos de sus productos online de pago de forma gratuita durante este mes. Las últimas en sumarse a la iniciativa, para la gran celebración de músicos y productores, son Moog y Korg. F: El Moog Minimoog model D original, cortesía de Moog

Korg y Moog, dos de las marcas de sintetizadores más importantes de la historia, ofrecen apps en descarga gratuita para músicos y productores en confinamiento

Dos de las marcas de sintetizadores más importantes de la historia han puesto su granito de arena para que los músicos no pierdan la cabeza durante el confinamiento. Acostumbrados al estudio y sin poder salir de sus casas, los artistas versados en sintetizadores analógicos celebrarán que tanto Moog como Korg ofrecen dos de sus apps más reconocidas de forma totalmente gratuita durante un tiempo limitado.

La aplicación de Korg iKaossilator, disponible para iOS y Android, imita el clásico Kaoss Pad, uno de los aparatos más reconocibles de la marca. Una aplicación con la que producir tu propio beat, grabarlo, exportarlo y usarlo para lo que necesites. Por otra parte, la app de Korg solo está disponible para iOS. Se trata del Minimoog Model D, una reproducción digital de uno de sus sintetizadores analógicos más famosos. Si tienes un iPad puedes convertirlo fácilmente en un controlador midi para añadir a tus canciones un toque vintage con algunos de los sonidos más reconocibles de la música electrónica.

Cortesía de Youtube/moog

Estas dos aplicaciones están pensadas para profesionales del sector, pero también pueden servir para entretenerse un rato como aficionado a los sintetizadores e incluso para introducir a miembros de la familia al fantástico mundo del analógico sin salir de casa.