By
Cecilia Díaz Betz

Bautizar a tu firma de gafas con el nombre de la especie de camaleón africano más grande del mundo es toda una declaración de intenciones. Este exótico animal nos habla de evolución, cambio constante, crecimiento, adaptación a las necesidades y al medio y, sobre todo, de un muy particular estilo y de sobrada elegancia.

Las gafas de sol Meller se salen de las formas más comunes a través de monturas redondas y cristales polarizados de gran calidad

Esta descripción coincide, no por casualidad, con la que podríamos hacer de Meller, la citada firma de eyewear que hoy nos ocupa. Una nueva marca nacida en Barcelona de la iusión y ganas de tres amigos emprendedores, que con muchas miras y haciendo gala de un buen ímpetu aventurero -metafórica y empresarialmente hablando-, decidieron arrancar con este proyecto de esencia animal, aires exóticos y mucha creatividad. La insignia e imagen de marca debe su nombre -como os comentábamos- a este tipo de camaleón, pero también supone de alguna manera un homenaje a lugares tan significativos y espectaculares del continente africano como la Isla de Kubu o el lago Nyasa, que dan nombre a las primeras colecciones de la marca.

En lo que a tipología de gafas de sol se refiere, las Meller se salen de las formas más comunes a través de monturas redondas y cristales polarizados de gran calidad. A partir de tres modelos diferentes -Kubu, Nyasa y Bangui- se abre un amplio abanico de posibles combinaciones de colores tanto en cristales como en monturas. Por lo que no es muy difícil encontrar las ideales. Un diseño que fusiona el estilo más retro con las últimas tendencias en eyewear. No dejes de entrar en su web a ver su catálogo completo y hacerte con tus primeras Meller. Unas gafas que te acompañarán fielmente en lo viajes y aventuras por la jungla real y por la urbana.