By
Sandra Navarro Bejerano

Si Salvador Dalí hubiese tenido una hija, seguramente se habría parecido muchísimo a  Melissa Kitty Jarram. Posmoderna hasta las trancas, esta joven artista ha levantado la polvoreda del surrealismo dándole un toque muy suyo y muy genuino. ¡Ah, cómo son los artistas! Cargada con toneladas de simbolismo vital, Kitty nos asoma a un presente visto desde el prisma de la fantasía y con un gran sentido del humor. Vístete con tu sonrisa más sarcástica, porque el descaro, la sensualidad y un existencialismo de lo más irónico son los ingredientes de sus obras.

Cualquier soporte es válido cuando uno transmite lo que le apasiona: narrativa, fotografía, escultura, cerámica o gouche

Kitty, con su diploma de la Universidad de las Artes London Camberwell bajo el brazo, recién asoma cabeza en la comunidad artística. Pero atentos, porque llega pisando fuerte. La joven, que además estudió Ilustración y animación en Kingston University London, no se limita tan solo a dibujar sobre papel. Cualquier soporte es válido cuando uno transmite lo que le apasiona: con GIF, desde la narrativa o mediante la fotografía, escultura, cerámica o gouche.

¡Y qué más dará, el material es solo un vehículo para las sensaciones! Kitty es una posmoderna apasionada de lo interdisciplinar y una rabiosa innovadora. Tan pronto te ofrece una gama de acuarelas como se lía a crear calendarios y tarjetas gamberras de San Valentín; o si lo prefieres es capaz de diseñarte un logo como el de CHOCOLOCO, su marca ficticia de chocolate. Los límites se perdieron allá donde la imaginación no alcanza, y la de Melissa parece tener cuerda para rato.

La joven destila un universo interior lleno de fantasía, al cual da vida también en el campo de lo audiovisual: buen ejemplo de ellos es su clip, Immediate Appetites, donde se explora de forma un tanto pintoresca -y hasta perturbadora- la profundidad de nuestros instintos más básicos: comida, sexo y lucha, tan necesarios como inevitables, tan perjudiciales como tentadores.

Su gusto por lo alternativo queda más que patente en cada uno sus trabajos. Entre otros proyectos, Melissa Kitty Jarram ha sido la mente creativa de un videoclip en colaboración con LUO, una productora de música electrónica y experimental de Brighton y ha diseñado carátulas la mar de originales para discos como Clearest Blue, de Chvrches y para el grupo Wildcatstrike.

La joven artista, que acaba de estrenar taller propio, apenas si ha despegado en el mundo del arte, pero desde Good2b ya le auguramos un largo recorrido en el mundo de lo pictórico y lo surrealista. Pásate por su web oficial, te prometemos que no te dejará indiferente.

¿Quieres seguir flipando con el encanto de lo raro? No te pierdas el hechizo visual con The Live Wild Collective.