By
José Delgado

The Lyon Housemuseum Galleries, cuya apertura está prevista para 2018, será uno de los recintos más grandes dedicados al arte contemporáneo en Melbourne.

El mural toma referencias de la iconografía de los aborígenes Kamilaroi (de los cuáles el autor es descendiente) y del graffiti

Para su inauguración, una pieza de arte del tamaño de una piscina olímpica ocupa su azotea, revelando una colorista vista aérea. El trabajo, titulado Visible Invisible es obra del artista australiano Reko Rennie y estará emplazado en la parte superior del edificio durante un corto periodo de tiempo antes de que una nueva parte del edificio sea construida encima.

reko-rennie-mural-visibile-invisible-lyon-housemuseum-designboom-03 reko-rennie-mural-visibile-invisible-lyon-housemuseum-designboom-04 reko-rennie-mural-visibile-invisible-lyon-housemuseum-designboom-05 reko-rennie-mural-visibile-invisible-lyon-housemuseum-designboom-06 reko-rennie-mural-visibile-invisible-lyon-housemuseum-designboom-08 reko-rennie-mural-visibile-invisible-lyon-housemuseum-designboom-09

Para su confección, Rennie usó más de 600 litros de pintura impermeable, en lo que hasta ahora es su obra de mayor formato. El mural toma referencias de la iconografía de los aborígenes Kamilaroi (de los cuáles el autor es descendiente) y del graffiti, con un resultado que se torna muy vitalista y pop.

Sobre la obra, el arquitecto del edificio Corbett Lyon dice: “Me sorprendió la idea de pintar una imagen grande sobre la totalidad del museo, y luego encubrirla progresivamente; Un poco como el leonardo perdido en Florencia. Reko fue muy entusiasta y ha producido un trabajo verdaderamente espectacular. El título, Visible Invisible, capta perfectamente la idea”.