By
Nuria Candela López
MayaFuhr-Photography-INT-09
MayaFuhr-Photography-INT-06
MayaFuhr-Photography-INT-07
MayaFuhr-Photography-INT-04
MayaFuhr-Photography-INT-02
MayaFuhr-Photography-INT-03

La fotógrafa Maya Fuhr ha vuelto a cautivarnos con una serie de bodegones que surgen a raíz de la colaboración con Nox Shop, una tienda online de juguetes sexuales. Sus productos  aparecen retratados por Fuhr como obras de arte, con curvas y bordes suaves, texturas de terciopelo, como esculturas hechas a mano. En sus naturalezas muertas, cada juguete tiene su mundo propio, con los otros elementos que componen la fotografía alrededor de ellos.

Con este proyecto busca normalizar el uso de juguetes sexuales tanto en la soledad como en la sociedad y crear conversaciones abiertas

El último trabajo de Maya Fuhr nos ha enamorado. La joven fotógrafa de Toronto que nunca pide a sus retratados sonrisas en las fotos porque celebra la incomodidad natural que todos tenemos y busca realmente plasmar la autenticidad, ha creado bodegones para una boutique de objetos sexuales. En sus imágenes el protagonismo lo tienen los colores pasteles, suaves y brumosos ya que su concepción de la fotografía está muy ligada a la pintura.

En esta nueva serie de bodegones sensuales, Fuhr nos conduce a un mundo de placer vulnerable en la que los juguetes sexuales de Nox Shop parecen dulces sacados de una pastelería. Con este proyecto busca normalizar el uso de juguetes sexuales tanto en la soledad como en la sociedad y crear conversaciones abiertas en las que la gente pueda expresar libremente lo que les gusta.

Hay todavía cierto pudor a la hora de tratar estos temas, de hecho la propia Fuhr recibió parte del material en una fiesta en la que confesó que se lo habían entregado como si fuese contrabando.

Dinosaurios, frutas, esponjas y objetos decorativos de todo tipo posan junto a estos juguetes resultando unas naturalezas muertas de lo más lúdicas y accesibles, con un dulce sentido de la sexualidad; ofreciéndonos una visión íntima del mundo de placer y vulnerabilidad de la artista.

Sigue todo su trabajo aquí.