By
Laura Naranjo

Si algún día pasa por Barcelona  Mary Boone, la galerista más importante de Nueva York, encontrará una coctelería en su honor. Sí, lleva por bandera su propio nombre y es una de las últimas incorporaciones a la escena coctelera de la capital catalana.

En el número 194 de la calle València encontramos Mary Boone, una coctelería de estilo exquisito cuya intención es hacer sentir al cliente mejor que en su propia casa. Ahí es nada. Para ello, su crew ha confeccionado un espacio de distribución irregular y diseño funcional con un largo sofá que invita a degustar cada una de sus propuestas.

El reconocido mixólogo Miguel Ángel Palau -ex 41º- es el encargado de dar vida una carta de cócteles de autor. Inspirándose en artistas de la talla de Francis Bacon (Old Fashioned), Sindy Sherman (Jack Rose) o Jeff Koons (Aviatior),  Palau confecciona tragos que combinan los cásicos de siempre con nuevas creaciones.

El interiorismo corre a cargo de Recdi8, especialistas en la materia. Algunas piezas de Jenny Holzer, Elmgreen&Dragset, Matt Pyke, Noohr y Jonathan Adler decoran las paredes del local para hacer sentir a cualquiera que pase el umbral de la puerta como un invitado privilegiado de Mary Boone.

Detalles




  • Dirección: C/ Valu00e8ncia, 194 08009 Barcelona