By
Cecilia Díaz Betz

Seguro que a más de uno el nombre de Mariona Aupí le suena, y no iría desencaminado. Hablamos de una excelente músico (nacida en Barcelona, criada en Banyoles) con una prolífera carrera -grupos como Fang, Santa N. junto a Carlos Ann, en solitario, o un sinfín de discos y buenas críticas avalan lo que os digo-. Pero hoy Mariona es noticia por otra cuestión vital. Ella tuvo claro desde siempre que en su ‘otra vida’, digamos la del día a día fuera de los escenarios y los estudios de grabación, quería dedicarse a algo que pudiese realizar únicamente con las manos. Además, quería que esa actividad tuviese un efecto terapéutico, así que el rumbo la llevó directamente a los masajes. Eso sí, no cualquier masaje. Se adentró de lleno en el Kobido. Una ancestral técnica de masaje facial japonesa, que también es conocida en estas latitudes como ‘lifting facial natural’, y de la cual Mariona ya es una máster  en la materia. La experiencia es tan brutal, que desde Good2b recomendamos encarecidaemente que entres en su web Kobido & Qi, y hagas ya una reserva con toda la confianza del mundo. Pero también avisamos que se convertirá implacablemente en tu más placentera y beneficiosa adicción.

‘Antiguo camino de la belleza’ es el significado de la palabra Kobido, y sin duda, define a la perfección la finalidad de está especial técnica de masaje. Embellecer nuestro rostro de una forma natural, orgánica, tremendamente placentera y sobrada de beneficios.

‘Antiguo camino de la belleza’ es el significado de la palabra Kobido y, sin duda, define a la perfección la finalidad de esta especial técnica de masaje. Embellecer nuestro rostro de una forma natural, orgánica, tremendamente placentera y sobrada de beneficios. La técnica se basa en una serie de movimientos rápidos y lentos que se realizan con las manos y los dedos, con aceites esenciales de ingredientes orgánicos. Estos movimientos mejoran la circulación en el rostro, el cuello, los hombros y la parte superior del pecho. La técnica manual produce un efecto de lifting natural, cuyos resultados mejoran cuando se traza un plan de sesiones frecuentes. De esta manera, el Kobido te brinda la oportunidad de lucir un rostro radiante, relajado, saludable y joven, buscando la unión entre la belleza física y la espiritual. En la sesión, la desconexión es tan increíble que entras en una especie de estado de duermevela, como si estuvieses soñando despierto, con lo cual, no sólo el rostro se ve beneficiado, sino que tu mente también te lo agradecerá de por vida. Lo que quizás resulta más increíble es que este efecto rejuvenecedor se nota desde la primera sesión, así que ni qué decir tiene, los resultados que se obtienen después de un tratamiento de 6-7 sesiones. Además, se puede focalizar y trabajar más intensamente las partes del rostro y cuello que creas que son más necesarias en tu caso.

Se dice, se cuenta, se rumorea que los antiguos guerreros samuráis después de las batallas recibían este singular masaje, lo que les producía una gran luminosidad en el rostro y, además, calmaba los dolores de cabeza. Lo que dice/hace un samurai en Good2b va a misa, pero desde ahora Mariona Aupí con Kobido & Qi se convertirá en nuestra gurú de belleza. «Quería aprender una disciplina donde solo necesitara de mis propias manos, movida siempre por una fuerte curiosidad hacia la salud de la piel y hacia el bienestar en general, no puedo parar de investigar en la cosmética natural, las técnicas manuales y orientales, y encontré de forma casual e intuitiva el masaje kobido. Lo considero un masaje mágico, una herencia ancestral, una herramienta potentísima. Tocar con las manos un rostro es sinónimo de cuidar y esta intención tiene una clara repercusión en este mágico masaje» 

Desde este mes de noviembre Mariona Aupí estará en Barcelona los miércoles de 10:00 a 15:00 y jueves de 15:00 a 20:00 en la peluquería de Gràcia La niña de los peines (Josep Torres, 6). A través de su web Kobido & Qi podéis solicitar cita, poneros en contacto con ella y obtener más información. La sesión de una hora cuesta 42 € y se puede comprar un bono de cuatro sesiones por 124 €.