By
José Delgado

El artista Mario Arroyave captura el paso del tiempo en su serie Timeline, donde crea complejas composiciones a partir de fotografías manipuladas digitalmente.

Arroyave sustrae estos cuerpos en movimiento y los suspende en un mismo plano fijo, proponiéndonos una especie de limbo temporal

Usando siempre la figura humana como elemento central, el artista recorta las imágenes de los cuerpos y los superpone a diferentes fondos fotográficos para crear escenarios irreales. La repetición es el otro elemento esencial, los cuerpos son duplicados y esparcidos a lo largo y ancho del fondo como si de un lienzo se tratase. Las personas capturadas en la serie se encuentran inmersas en algún tipo de actividad física o deporte. Arroyave sustrae estos cuerpos en movimiento y los suspende en un mismo plano fijo, proponiéndonos una especie de limbo temporal, en el que podemos apreciar secuencias completas en un único “frame”.

mario-arroyave-aerial-photography-designboom-02

Esta técnica adquiere mayor complejidad en ciertas composiciones que parecen recrear digitalmente algún flashmob, donde infinidad cuerpos parecen interactuar entre sí. La contraposición de estos cuerpos involucrados en actividades cotidianas con fondos de carácter estático nos propone una personal recreación del paso del tiempo.

 

mario-arroyave-aerial-photography-designboom-06 mario-arroyave-aerial-photography-designboom-07

mario-arroyave-aerial-photography-designboom-010

Descubre más sobre Mario Arroyave en su página web.