By
Cecilia Díaz Betz

En pleno centro neurálgico de la ciudad, donde las calles son un no parar de gente, el agetreo es más que considerable, y se respira de todo menos aires de tranquilidad, acaba de nacer un nuevo y maravilloso enclave donde alojarse, con vocación voluntaria de ser ese mágico y codiciado oasis que todos buscamos en una gran ciudad. Hablamos de Margot House, un hotel boutique -casi, casi, secreto- situado en el principal de un edificio en el medio de Paseo de Gracia.

Un nuevo y maravilloso enclave donde alojarse, con vocación voluntaria de ser ese mágico y codiciado oasis que todos buscamos en una gran ciudad

Se trata de una localización privilegiada en la Ciudad Condal (en frente a las icónicas casas Batlló de Gaudí y Ametller), muy bien comunicada y donde, por encima de todo, prima la discreción, el minimalismo, el buen gusto y la comodidad, y buena prueba de ello es que carece de rótulo en la fachada del edificio. El secreto consideramos que reside en tres puntos muy claves -incluso para muchos fundamentales-, que consiguen que Margot House se desmarque de las opciones hoteleras habituales.

Por un lado, el acertado interiorismo obra y creación de una de sus propietarias, Sandra Durany. Presenta claras reminiscencias nórdicas, haciendo un excelente y oxigenado hincapié en los elementos naturales como las plantas, en el uso de materiales nobles y en la paleta de colores neutros. También jugando muy a favor, encontramos el segundo detalle clave, el limitado número de plazas, tan sólo hay 9 habitaciones con una capacidad máxima de 18 huéspedes. El trato personalizado y muy cuidado está más que servido. Y, por último, y no por ello menos importante, el increíble espacio común con cocina abierta las 24 horas que tienen para sus huéspedes. Un espacio diáfano que goza de una armonía espectacular gracias a la entrada de luz natural, la grata selección musical, de revistas, DVD’s y libros, y los elementos decorativos que consiguen dotarlo de mucha personalidad, y apartarlo de cualquier convencionalismo.

Tanto si es un viaje de placer, o de negocios, Margot House es una gran opción para alojarse en el centro y conseguir sentirse como en casa, y no como un turista más. Además, en Good2b también nos han encandilado con el nombre, inspirado en el personaje que la actriz Gwyneth Paltrow interpreta como Margot Tenenbaum en la película The Royal Tenenbaums. ¡Chapeau!

Detalles