By
Cecilia Díaz Betz

El título de esta noticia, en algún que otro centro neurálgico cervecero madrileño, resultaría totalmente redundante. Que una caña esté bien tirada ya no se pide, ha de ser así y punto; y si hablamos de Mahou, resulta impepinable el hecho de que te la pongan como corresponde, con su cremita, su nube, sus burbujas y dejando esos singulares aros trago tras trago. Eso es una caña bien tirada, y que no te cuenten milongas, así que rechaza imitaciones. Pero claro, nadie nace sabiendo, por eso, hace muy poco, nos pusimos manos a la obra para contaros con detalle en qué consistía esta gran maestría cervecera, refresca la memoria aquí. Ahora que ya sabes de lo que estamos hablando y la boca se te está haciendo agua pensando en las cañas que te vas a tomar después del trabajo, llegó el momento de saber dónde…

Mahou certifica desde hace dos años, a través de esta iniciativa de los Bares Maestros, que los bares pongan las cañas con ese toque maestro, reconociendo el trabajo de aquellos locales que sirven sus cañas con maestría.

Ya tenemos claro que tirar una buena caña es un arte y, como tal, necesita su toque maestro. Este toque es el que Mahou certifica desde hace dos años a través de esta iniciativa de los Bares Maestros, reconociendo el trabajo de aquellos locales que sirven sus cañas con maestría. Desde Mahou comprueban, por compromiso y convicciones, todos los locales y otorgan un sello especial a aquellos que merecen ser Bares Maestros. Un equipo de Mahou los visita regularmente para evaluar si tiran la caña de forma maestra, garantizando así su categoría. Aquí mismo os podéis descargar el listado de todos estos sitios en Madrid donde, por descontado, os pondrán una caña como dios manda. Ahora que ya sois expertos: la crema de 2 cm, la nube que conserva el sabor y el aroma, la burbuja única de Mahou y los aros dejando su marca en el vaso reflejarán el resultado final de una cerveza servida con Maestría.

Más info aquí.