By
Cecilia Díaz Betz

El objeto que acabamos de descubrir nos ha parecido extremadamente bonito y muy funcional a la vez. Hablamos de Lumio. En lo práctico, se trata de una sencilla luz portátil que se despliega como un libro, se puede poner en diferentes posiciones (abre hasta 360º), y tiene una autonomía de ocho horas cuando está completamente cargada. El propio diseño hace que la portada y contraportada actúen como caja protectora para transportar esta especial lámpara. Así que, igual que coges un libro para irte de excursión, te puedes llevar perfectamente en la mochila una Lumio.

Esta especial lámpara portátil fue diseñada por el arquitecto Max Gunawan y originalmente se lanzó como proyecto de Kickstarter en el año 2013

Por si fuera poco, en el plano estético Lumio adquiere un cariz muy interesante. Por un lado, el diseño del objeto nos encanta, al desplegarse, sus hojas nos recuerdan a los clásicos farolillos chinos de papel. Por otro lado, transmite una idea que nos fascina, entender los libros como una luz a seguir.

Lumio_Lampe_03

Esta especial lámpara portátil fue diseñada por el arquitecto Max Gunawan y originariamente se lanzó como proyecto de Kickstarter en el año 2013. Todo fue viento en popa, y consiguieron su objetivo con creces para poder empezar a producir. Si os ha gustado tanto como a nosotros, podéis haceros con Lumio haciendo click aquí y si queréis ver más maravillas sobre el objeto, echar un vistazo al teaser de presentación aquí abajo.