By
Marta Serra

El frío ya no va a ser excusa para los runners este invierno con la nueva colección Nike Utility Running, zapatillas y prendas deportivas a prueba de climas extremos. El rendimiento deportivo sigue siendo el centro del trabajo del sello Nike Running, que trata de sacar al mercado las piezas más cómodas y resistentes para facilitar la práctica de deporte a los amantes de la marca.  De esta forma, la nueva colección Nike Utility Running Collection apuesta por materiales que ofrecen una mayor adaptación al cuerpo para combatir las condiciones climatológicas desfavorables, resistencia al agua sin afectar la transpirabilidad, y detalles reflectantes que dan visibilidad a los deportistas en la época del año de menos luz.

Nike Air Zoom Pegasus 35 Shield, Nike Odyssey React Shield, Nike Free Run Shield 2018 y Nike Vapormax Shield son los cuatro modelos que componen la colección

 

Nike Air Zoom Pegasus 35 Shield, Nike Odyssey React Shield, Nike Free Run Shield 2018 y Nike Vapormax Shield son los cuatro modelos que componen la colección Nike Utility Running, colección estrella de esta temporada, acondicionadas para los climas más adversos. De colores grises y negros, los diseños se reinventan para ofrecer suelas con mayor agarre a superficies mojadas y mantener los pies siempre secos.

La membrana transpirable y repelente al agua AeroShield sigue siendo el elemento estrella de las prendas deportivas de Nike, una de las tecnologías más innovadoras hasta la fecha. Este sistema de termorregulación garantiza la máxima protección contra el agua, el viento y el frío; forros ultraligeros y tejidos de malla suaves y elásticos configuran el toque distintivo de chaquetas, camisetas o mallas, que ofrecen versatilidad con un control eficiente de la temperatura.