By
Gemma Mondéjar
s
h
f
d
a

Malou Palmqvist es una artista sueca con conocimientos y experiencia en el diseño de moda pero reconocida internacionalmente por unas esculturas que ella misma llama ‘collages tridimensionales’. Y aunque pueda parecer un gran cambio de disciplina artística, la artista afirma que lo que verdaderamente le apasiona es crear un objeto que pueda ver desde todos los ángulos posibles. 

La artista sueca vive en un tranquilo archipiélago que le proporciona la inspiración necesaria para crear abstractos ‘collages tridimensionales’

De padre diseñador y madre escritora, Palmqvist ha nacido y crecido en un ambiente en el que siempre se ha respirado arte. Malou, como evolución de su trayectoria artística, se ha hecho conocida gracias a unas creaciones escultóricas muy alejadas de lo que convencionalmente se entiende como perfección. La propia artista confiesa que busca inspiración en lo extraño, lo poco común y lo feo, puesto que no quiere crear figuras perfectas, sino encontrar la belleza en composiciones peculiares.

Los ‘collages tridimensionales’ de la artista sueca se caracterizan principalmente por la simplicidad de las formas geométricas utilizadas y el meticuloso tratamiento de las texturas que Palmqvist lleva a cabo: desde el tallado en madera, hasta la combinación de piedra y yeso con una mezcla de pigmentos para conseguir efectos de mármol inimitables.

© Creaciones de Malou Palmqvist/Fotografías de Katarina Di Leva

Además, gran parte de la inspiración de la artista proviene de su lugar de origen. Palmqvist vive en una isla en el archipiélago de Suecia, algo que le proporciona mucha calma y tranquilidad a la hora de dar vida a sus creaciones. Según la artista, vivir ahí le permite trabajar con pigmentos y colorantes naturales de la isla, así como recuperar técnicas artesanas antiguas y utilizar materiales orgánicos.

En este enlace os dejamos el portfolio de Malou Palmqvist.