By
Quim Coll

Hoy en día, los fotolibros son un elemento vital de cualquier biblioteca privada que se precie. Aportan algo más a tu hogar y atraen todas las miradas; puedes tener cientos de libros, que si tienes invitados en casa, en el primero que se fijarán es en esos fotolibros que compraste hace poco. En julio ya os recomendamos tres joyas imprescindibles en materia de libros de fotografía, pero para que no os quedéis atrás, ahí van cinco más. F: Cortesía de Kohei Yoshyuki/Yossi Milo Gallery

Young American, de Marie Tomanova

Recomendamos cinco fotolibros de distintas temáticas que cualquier fanático del género querrá tener desde ya

Marie Tomanova es una fotógrafa checa que se mudó a Nueva York. Su fotolibro Young American se desarrolló en la ciudad que nunca duerme, dónde Tomanova retrató a sus círculos cercanos para representar la juventud neoyorkina. El libro se publicó a principios de año, pero debido a su éxito lo han reeditado con una serie de nuevas fotografías. Además, también podéis encontrar una extensión en formato vídeo de las fotografias del libro, en un corto titulado 72 Americans.

Bowie by O’Neill: The Definitive Collection with Unseen Images, de Terry O’Neill

El fotógrafo británico Terry O’Neill pasó una tarde con David Bowie. Su objetivo era hacer fotos de su actuación en el Marquee Club de Londres, pero el día acabo siendo bastante más productivo. Ese día el fotógrafo pudo capturar a Bowie en toda su esencia, en el escenario, en su backstage, en momentos de calma y tranquilidad… Su fotolibro Bowie by O’Neill. The Definitive Collection with Unseen Images (45€ a través de Octopus Books) es una recolección ideal de imágenes del artista inglés en su época más misteriosa como Thin White Duke. Esencial.

Manual de Craig McDean, publicado por Rizzoli

Manual es un fotolibro que explora la cara más desconocida de uno de los fotógrafos de moda más laureados de nuestra época. Craig McDean es principalmente conocido por sus imágenes de editorial capturadas para revistas como British Vogue o Another Man. Su otra gran pasión, no obstante, son los coches. McDean era mecánico antes de convertirse en fotógrafo. De esa forma, Manual (105€ a través de Rizzoli) captura y contrapone las dos principales pasiones del fotógrafo inglés.

The Park, de Kohei Yoshiyuki

El fotolibro del japonés Kohei Yoshiyuki es uno de los más controvertidos de esta lista. The Park (disponible a través de la galería Yossi Milo) trata una temática que, desde un punto de vista occidental, puede parecer chocante: el voyeurismo. Yoshiyuki se dedicó a capturar, a finales de los años 70, a grupos de voyeurs underground por la noche en distintos parques de Tokyo. Visto en perspectiva, The Park es una mirada singular, inquietante y hasta un poco creepy a una subcultura japonesa desconocida del underground de Tokyo.

11, Lina Scheynius

La fotógrafa sueca Lina Scheynius firma su obra más íntima con 11 (30€ a través de su web), una mirada al último mes de embarazo y el parto de una amiga cercana. Hasta el nacimiento de la niña (a la que han llamado Ruby) en mayo de 2018, la sueca captura uno de los periodos más difíciles y emocionales de la vida de una mujer. La propia fotógrafa describe el parto como uno de los momentos más emocionantes de su vida, y desde sus fotografías se puede palpar el vinculo que se creó entre ella, la madre, y la recién nacida, de una belleza total.