By
Laura Naranjo

The Lobster Telephone (1938) fue una de las muchas creaciones surrealistas de Dalí, la misma que eligió el diseñador Elliot Gorham para dar vida a su particular Lobster Case, una carcasa sólo apta para excéntricos.

A diferencia de las típicas fundas para iPhone, la Lobster Case incluye una cámara incapaz de tomar fotos, no es ergonómica, es demasiado grande para colocarla en el bolsillo y, lo más importante, tiene capacidad de sobra para avergonzar a sus usuarios. No obstante, nos encanta. Si a ti también, échale un ojo a los detalles con un clic AQUÍ