By
Cecilia Díaz Betz

The call of the urban wolves, así es como se titula la última campaña de Bershka para presentarnos las propuestas de este FW14. Un lookbook y un video donde vemos a lobos urbanitas, chicas y chicos jóvenes que campan a sus anchas por bosques, con sed de inputs nuevos, emociones y experiencias. Simbologías ultra hipsters y mesajes crípticos del más allá. La ciudad y lo tecnológico inmersas en un mundo natural que nos recuerda las extrañas y místicas atmósferas que crean M83.

Las tendencias que la firma nos propone para esta nueva temporada son muy urbanitas, cómodas, accesibles, aunque con mezcla de estilos: las prendas más bohemias y románticas conectan con diseños urbanos alojados en la tendencia sport, y los vestidos vaporosos se combinan con chaquetas de punto grueso o botas de estilo trecking. Continúan las reminiscencia grunges, los looks desenfadados y el punto artesanal.

Tanto en el video como en el lookbook, esa mezcla entre lo urbano y lo natural queda reflejada con la descontextualización de los protagonistas ultra urbanitas, en el Bosque de Oma (País Vasco). Toda la campaña está inspirada en la corriente del land art, y este enclave se presentaba como ideal, ya que allí se encuentran los árboles pintados de Ibarrola.