By
José Delgado

El paisaje, el cielo y los motivos naturales ocupan un lugar tan destacado como los cuerpos desnudos en la fotografía Lina Scheynius.

Los diferentes estados emocionales por los que ha pasado durante estos años han afectado al estilo de las fotografías

El primer fotolibro de la autora, 01, fue una autoproducción que llevó a cabo en 2008, y que supuso el comienzo de una aventura fotográfica en la que cada año, ha sacado a la luz un nuevo ejemplar. En la actualidad nos encontramos con el capítulo número nueve de dicho camino. Su estilo es decididamente personal y, como la propia Scheynius describe, son los diferentes estados emocionales por los que ha pasado durante estos años los que han afectado al estilo y carácter de su imaginario. En este último fotolibro, por ejemplo, los tonos pastel y la luz están mucho más presentes, y es que la fotógrafa se propuso esta vez hacer un set de fotos “feliz”, aunque ella misma reconoce: “resultó que al final no era feliz, pero es más feliz que el anterior…”

La ex-modelo y fotógrafa Sueca explica además, que su interés por la naturaleza ha alcanzado nuevas cotas, con numerosas instantáneas de detalles de rosas y hojas translúcidas que presentan una inclinación a retratar texturas y detalles lumínicos de gran sutileza.