By
Quim Coll

Sí, sabemos que ya llevamos un tiempo desconfinados, pero muchos de los proyectos artísticos que empezaron en aquella época (parece que hayan pasado años) ahora están dando sus frutos. Uno de ellos es Limbo, una revista cultural fundada por Nick Chapin, Francesca Gavin y David Lane que sirvió como amparo para artistas y creativos sin empleo durante el pasado mes de marzo. Esta semana se ha publicado el primer (y seguramente último) número, y no tiene ni pizca de desperdicio. F: Cortesía de Miranda July/Charlie Engman/Limbo Magazine

La publicación Limbo nace de la necesidad de un pago justo y equitativo en la comunidad artística y creativa en época de confinamiento

Y es que estar encerrados en casa por obligación provocó, entre otras cosas, que muchos artistas perdieran el trabajo y que se disparara su creatividad. De ahí nace Limbo, una respuesta a la pandemia con la colaboración de WePresent que busca apoyar a artistas y creativos en paro juntando bajo una misma publicación un notable equipo de colaboradores que incluye trabajos de artistas como Jack Davison, Annie Collinge, Wolfgang Tillmans, Jonas Lindstroem, Collier Schorr o Tom Sachs.

Uno de sus creadores, Nick Chapin, explicó a It’s Nice That que Limbo nació de la necesidad de que a la comunidad artística se le pagase de forma correcta y justa. De esa forma, la revista funciona como una especie de cooperativa artística que distribuye todos sus ingresos (ya sean ganancias o financiamiento) entre todos los artistas participantes.

Es así como, con más de 100 colaboradores solo para el número debut, sus creadores pueden asegurar un pago justo y equitativo entre todos aquellos que hayan ayudado a hacer realidad sus ideas. Incluso ha habido algunos artistas de renombre, como los mencionados anteriormente y otros como Tyler Mitchell, Vivienne Westwood, Honey Dijon o Viviane Sassen, que han participado de forma voluntaria para ayudar a los artistas más desconocidos.

La performance de Peaches fotografiada por Black Cracker, cortesía de Limbo. © Black Cracker

De esa forma, Limbo se convierte en un giro de 180º muy necesario en la industria artística, una de las más afectadas por la pandemia mundial provocada por el COVID-19. Una publicación en la que podéis encontrar un sinfín de imágenes impactantes, escritos a modo de ensayo y un diseño impecable que demuestra que cuando se juntan grandes mentes pueden conseguir resultados maravillosos, y que puede ser vuestra por tan solo £14,00.