By
Gemma Mondéjar

Todos sabemos que la fabricación de juguetes conlleva el empleo de toneladas de plástico. Lego es una de las empresas que más utilidad hace de este material y, por ese mismo motivo, ha propuesto una iniciativa que a nosotros —y al medio ambiente— nos encanta.

La marca Lego anuncia que fabricará algunos elementos de su colección con un plástico producido a partir de plantas como la caña de azúcar

Lego ha anunciado que lanzará una gama de elementos botánicos hechos a partir de un plástico fabricado a base de plantas. Para ser más concretos, para su creación, se utilizará la caña de azúcar y se espera así reducir el consumo de plástico y que, algún día, todos sus productos se creen a partir de esta planta. Según las previsiones de Lego, para el 2030 la marca tiene el objetivo corporativo de producir todos los elementos en bioplástico, aunque se tenga que partir de material biológicamente reciclado.

El uso de la caña de azúcar hace que las piezas sean mucho más suaves y duraderas y, para ser fieles a la realidad, la marca está construyendo con ella objetos que representan hojas, arbustos y árboles. Así, estos elementos formarán parte de la nueva colección de Lego y representarán el lado más humano y respetuoso de la marca.

Esta iniciativa ha sido muy aplaudida por el sector y los consumidores, no solo por la utilización de plantas para fabricar las piezas, sino porque se cree que es una buena manera de concienciar a los más pequeños sobre la importancia de la conservación y preservación del medio ambiente y de todos los recursos que nos proporciona.

Sin duda alguna, este es uno de los pequeños cambios que ayudan a cambiar el mundo. Si quieres saber más información sobre la marca o el proyecto, entra aquí.