By
Patricia de Lafuente

El artista Laurent Craste de Montreal es conocido por crear preciosos jarrones y jarras de porcelana, pero con su último proyecto nos ha sorprendido, porque no ha hecho exactamente algo ‘bonito’.

El artista altera la naturaleza decorativa de éstas jarras insertando objetos de forma violenta en la porcelana

El trabajo se llama precisamente Jarras de Porcelana golpeadas en accidentes desafortunados y la obra es exactamente eso, jarrones impecables cuya naturaleza decorativa se trunca de forma desafortunada por accidentes varios. Laurent Craste cogió cuchillos, tijeras y clavos y los plantó en la porcelana de tal manera que parece que alguien haya estampado los objetos contra ellas.

Craste dijo al respecto que “sometió a las piezas a un proceso de deconstrucción y alteración violenta de su estructura formal contaminando sus tradicional efecto decorativo a través de un proceso subversivo de sustitución subjetiva”. Casi nada.

Puedes ver las imágenes de su obra en el slider de arriba y si te has quedado con ganas de más, checkea su web aquí.