By
Cecilia Díaz Betz

En 1986, fuera de los escenarios, y en uno de sus tantos paseos por dimensiones paralelas, David Bowie se adentró a  Labyrinth (Dentro del Laberinto), una obra cinematográfica de Jim Henson que nos encierra entre muros de música y panoramas mágicos, que con el tiempo transformaron la producción en una película de culto que está punto de contar su segunda parte.

Jim Henson nos encierra entre muros de música y panoramas mágicos, que transformaron la producción en una obra de culto

El cineasta Fede Álvarez es el elegido para transportarnos al universo donde alguna vez, el Rey Goblin, Jareth (Bowie), creó un inmenso y complejo laberinto para impedir que Sarah (una adolescente Jennifer Connelly) pudiera recuperar a su hermano menor.

Cabe señalar, que Bowie y Connelly fueron de los pocos humanos elegidos para compartir casting con decenas de títeres y elementos de post-producción creados por Jim Henson, y a pesar de que en su momento la cinta no sobresalió en taquilla, en la actualidad es considerada una pieza fundamental entre las participaciones cinematográficas del alter ego de Ziggy Stardust.

La producción está a cargo de Lisa Henson, hija del director de la versión original. Y aunque los rumores se propagaban enfocados a un remake por parte de Nicole Perlman (Guardians of the Galaxy); Álvarez y Henson corroboran que el laberinto se reconstruye en una secuela que dará continuidad a la historia filmada hace más de 30 años, y en la que no figurará el glamuroso villano interpretado por Bowie.

Se trata de una secuela que da continuidad a la historia, y en la que no figurará el glamuroso villano interpretado por Bowie

Fede Álvarez, se encuentra en la filmación de The Girl in the Spider’s Web, la secuela oficial de la cinta The Girl With the Dragon. Por lo que se estima que el momento para que Álvarez empiece a mezclar los ingredientes de magia, aventura y misticismo, llegará tras finalizar dicha producción.