By
Gemma Mondéjar

Día tras día nos encontramos en una sociedad que nos bombardea con mensajes sobre qué es y qué no es tener un cuerpo perfecto. La presión que se ejerce sobre las mujeres y la publicidad y propaganda que nuestro cerebro absorbe sin darse prácticamente cuenta es uno de los factores a los que el género femenino se tiene que enfrentar constantemente. Cansada de la presión a la que se somete su propio cuerpo, la artista Romy Yedidia presenta Preserve x 186, una serie de esculturas con la que pretende reivindicar la perfección que se le impone al cuerpo de la mujer.

Preserve x 186 es un grito de auxilio a todos esos mensajes que nos lavan el cerebro y que nos hacen creer que nuestro cuerpo no es perfecto

¿Qué es una figura perfecta?, ¿sobre qué parámetros se evalúa la perfección del cuerpo femenino?, o, lo más impactante, ¿quién es el beneficiario y el que estipula las medidas que toda mujer debería tener? Romy Yedidia traslada preguntas como estas a su serie Preserve x 186 en la que denuncia el hecho de que se nos venda como un cuerpo 10 algo que parece recién salido de un molde. Haciéndose eco de este concepto, la artista ha creado esculturas que responden a un cuerpo fragmentado. Y, aunque nuestro primer impulso sea el de crear un puzzle y hacer que todas las partes encajen, Romy Yedidia ya nos adelanta que es algo imposible: las partes han sido creadas sin tener en cuenta la relación con el resto de ellas.

Con todo esto, la artista pretende reivindicar el constante lavado de cerebro al que se somete a la mujer y que le hace creer que su cuerpo no es perfecto tal y como es. Además, las esculturas de Romy sacan otro tema a la palestra: la cosificación del cuerpo femenino.

Aquí os dejamos la página web de la artista.

 

Créditos de las fotografías:

Romy Yedidia, Preserve x 186, 2017, performative sculpture series, various measurements
Fotógrafa: Kateryna Snizhko