By
Olivia García-Patto

En una esquina del Eixample, entre Roger de Llúria y Bruc, una pequeño y entrañable local acoge las hamburguesas más codiciadas del barrio: las de La Real.

Se venera a la comida de calle y los cubiertos son una cortesía

Esta hamburguesería, ubicada en el 285 de Carrer de Valencia, se presenta con una imagen que supone una declaración de intenciones en toda regla.

Las dos manos en “c” que dan la bienvenida al lugar lo dicen todo. Entrar en La Real significa entrar en un templo donde se venera a la comida de calle y donde los cubiertos son una cortesía que esperan no sea necesaria.

Desde Venezuela, República Dominicana y Argentina, la familia de La Real ha querido representar sus gastronomías y los recuerdos organolépticos de sus infancias en una carta que trabaja 3 clásicos como si de platos de alto nivel se tratara: las hamburguesas, los hotdogs y los milkshakes. Y es que se dieron cuenta de que hacía falta un local donde encontrar estos platos estrella, favoritos de muchos, en un mismo lugar.

Así pues, bocados del fast food por antonomasia, estos tres protagonistas son tratados como un platillo gourmet en su integridad. El listón lo suben los productos y materias primas que lo forman, ya que agregan a la base latinoamericana el factor local, puesto que trabajan con proveedores del mismo barrio.

De hecho, la mayoría de sus ingredientes provienen de los mercados del Ninot y de la Concepción, ubicados apenas a unas calles del local. Tan es así, que no sólo recurren a pequeños comercios de proximidad, sino que los implican de lleno en el proceso de creación. Las recetas de las hamburguesas fueron diseñadas en conjunto con los carniceros que cada mañana entregan las carnes de pollo, cerdo y ternera para mantenerlas frescas y evitar congelarlas.

Entre las favoritas está la Hamburguesa de Buey, preparada en un pan brioche cuyo aroma está muy presente en el espectro de sabores de la hamburguesa, con 200 gramos de carne, papas paja, huevo frito, pimentón de la vera y kétchup de pimientos de Piquillo –sí ,en La Real preparan en casa incluso sus salsas, como esta de tomate que se suma a la mayonesa con alioli–.

La ganadora, sin duda, es la homónima al local, hecha con 180 gramos de carne de picanha y una crema de queso gratinada en cada cara del suave pan –un gran invento traído directamente de la tradición familiar de uno de los socios caraqueños.

Cabe destacar también, una propuesta de veggie burger más que apetitosa que se puede tomar en versión normal y frita, con base de garbanzos y quinoa, hummus de aguacate, remolacha encurtida, canónigos, tomate y cebolla morada.

La Real conjuga lo bueno en una propuesta limpia y sencilla, aunque no simple

En cuanto a los hotdogs, se presentan en tres versiones muy explicativas de la filosofía del local. La primera y más fiel a los foodtrucks venezolanos, el hotdog clásico con salchicha artesanal, picadillo de cebolla y pepinillos, papitas, el imprescindible trío de salsas y polvo de bacon –sí, esa cosa tan mágica existe–. Escalando hacia el norte, el chilli dog es la versión más americana del menú, mientras que el último se queda en casa, con una salchicha de butifarra blanca, alioli de piquillos y picada verde.

¡Lo mejor de todo es que se pueden sustituir las patatas fritas tradicionales de acompañamiento por un bowl de patatas con crema de queso parmesano trufado –say what?!–!

Previo a los lujuriosos postres, es necesario mencionar sus entrantes, en particular su peculiar versión de nachos con chilli en cazuela que, al servir los totopos separados del queso, el aguacate y la carne, mantienen siempre el crujiente y una cantidad de condimentos perfecta para cada bocado. Muy top.

Insistiendo en incorporar lo local a su propuesta, sus helados –de vainilla y pistacho– vienen de Oggi Gelato para coronar las chocolate chip cookies rellenas de Nutella que les provee una pastelería del barrio. Y para los más glotones, milkshakes de frutos rojos, turrón de Jijona u Oreo. No se les puede decir que no…

En definitiva, La Real es una hamburguesería gourmet al alcance de todos que busca complacer a todo su público con una carta  fácil de leer que conjuga lo bueno en una propuesta limpia y sencilla, aunque no simple, ya que cada burger trae un trabajo importante detrás.

Detalles




  • Dirección: Carrer de Valencia, 285
  • Horario: L-J de 13:00h-16:30h y de 20:00h-23:30h / V-S de 13:00-16:30 y de 20:00h-00:00h
  • Teléfono: 938 32 86 94
  • Tipo: Restaurante
  • Web: http://larealbcn.com/