By
Cecilia Díaz Betz

Renovarse o morir. El mítico restaurante de Pla del Palau, el NegroCarbón, se ha lavado la cara fruto de la inquietud y constante tesón de sus fundadores, los argentinos Juan y Mariela. Ellos lo tenían claro desde el principio, con buenas ideas y mucho trabajo, no hay público que se resista a su tentaciones en forma de asado argentino -elaborado de una manera muy especial- y, por supuesto, su gran hit, las hamburguesas gourmet, verdaderos regalos para los paladares más selectos. En su puesta de largo e inauguración de la nueva temporada, nos presentan una nueva carta, a la que le añaden una suculenta selección de cóctels y muy buena música. El objetivo es seguir manteniedo su calidad, ofreciendo productos 100% natuales y todo hecho al momento, pero además animarnos a alargar las veladas en un ambiente muy tentandor con unos combinados buenísimos. Su trato cercano y desenfadado hará que te sientas como en casa, y el tiempo pase un poquito más lento.

El nuevo NegroCarbón es un sitio para sentirse a gusto. La renovación en la decoración le ha dado un aire distinto sin perder sus raíces originales. La propuesta mezcla ese estilo flúor, geométrico y colorista tan característico de los ’90, en la nueva zona de la barra, con un comedor mucho más amplio que recuerda con sus mesas de madera a los asadores tradicionales argentinos, pero pasado por el tamiz de una Barcelona chic. Iluminación cálida para el día y juegos de colores en fucsias y amarillos.

En su carta podrás seguir degustando su gran especialidad: el asado argentino y todos sus complementos gourmet. Destacamos como entrante probar las mollejas, excelentemente marinadas en limón y con ese toque de brasa que las hace únicas. Otra opción muy apta para compartir entre varios es el clásico queso provolone también a la parrilla, y con ese toque de orégano, albahaca y tomate que lo hacen irresisitible. Ya metidos en faena, es momento de darle caña al asado, la tira sigue siendo un hit en toda regla, pídela al punto así podrás degustar el sabor de la ternera 100% natural. Parecerá que te trasladas a la Argentina por unos segundos. Por supuesto, las hamburguesas caseras también son una apuesta segura, y entre las novedades ahora incluyen una de cordero que es para volverse loco. Para acompañar la bacanal, recomedamos marinar el festín con un buen vino tinto, los de la casa están de lujo. El colofón final llega con los postres, y aquí ya podéis empezar a hacerles la ola de lleno, el pancake de dulce de leche y caramelo hará las delicias de los más dulceros, aunque el arrollado de helado no se queda atrás.

Ambiente agradable, trato excelente, mucha honestidad en sus platos y una muy buena relación calidad precio -las raciones no se andan con tonterías y son para gente de buen comer o ideales para compartir-. El NegroCarbón resulta perfecto ahora que viene el verano para hacer una para after beach y para escapar de las masificadas Barceloneta y Borne. Está justo en medio, un lugar de paso y ahora de parada obligatoria.

El precio medio por persona ronda los 25?.

Detalles




  • Dirección: Pla del Palau, 16, Barcelona