By
Laura Hernandez

Que en Good2b somos asiduos a los dulces probablemente no sorprenda a nadie. Nos gusta empezar el día con un buen croissant, un donut, galletas o cualquier bollo relleno, así que siempre andamos investigando para conocer nuevos lugares donde dar rienda suelta a nuestra lujuria. El lugar que nos ocupa hoy no es nuevo pero si un redescubrimiento por nuestra parte: hablamos de La Marquise Décadente, un espacio muy acogedor que ha conseguido sorprender nuestros exigentes paladares.

En La Marquise, los placeres vienen en forma de tartas

Un espacio refinado en el que abandonarnos al placer infinito. Un agradable salón de té que nos engancha a base de tartas, pasteles, galletas, bombones, brownies y otras delicias igual de recomendables. La cubertería, la vajilla -de Rosenthal, por cierto-, el mármol del mostrador, las sillas y mesas y, en definitiva, toda la decoración de La Marquise Décadente están perfectamente pensados para hacer de tu visita una experiencia inolvidable.

Fruto de los viajes de Milagros -la responsable de semejante bacanal dulce-, en La Marquise también ofrecen delicias del mundo inspiradas en tierras lejanas y sabores de otros países. Además de los productos que encontrarás en el mostrador, aquí también puedes disfrutar de tentaciones de temporada y pedir tus antojos por encargo. Si tienes una idea, en La Marquise Décadente la harán realidad.

Captura de pantalla 2015-12-21 a las 16.54.16

Ahora que estamos en plena vorágine navideña, márcate un tanto con tus invitados y cambia los típicos turrones por alguna de las delicias que encontrarás en La Marquise Decadente, nosotros al menos así lo haremos. O si quieres descansar y alejarte del mundanal ruido del centro, un té y algo dulce para acompañar, será el mejor plan para cualquier día de la semana.

Detalles