By
Cecilia Díaz Betz

En medio de las cientos de tiendas modernas, hipsters y cool que rebosan en el Borne, cargadas de los diseños más punteros del panorama, la verdad es que aplaudimos la apertura de La Local. Una sencilla tienda surgida de un road trip peninsular y el entusiasmo de dos mujeres enamoradas de los objetos, que se centra en la exalatación de la artesanía de esta latitud, es decir, los objetos de toda la vida, que conforman nuestra cultura popular, definen las tan particulares y diferenciadas indiosincrasias de nuestro país, y que son una verdadera maravilla.¿Quién no ha admirado alguna vez la navajas de Taramundi? ¿Nunca has oído hablar de las cerámicas de la Bisbal? ¿Te apasionan los jabones handmade? Pues has encontrado tu lugar.

En La Local se apuesta por los objetos tradicionales con denominación de origen, pero también por las nuevas marcas que revisan las prácticas tradicionales y le dan un vuelco renovador. La idea llegó cuando las álma máter del proyecto visitaron Portugal y cayeron en la cuenta del amor de los portugueses por su artesanía local y que, por desgracia, eso no ocurría en el resto de la península. Pues bien, ahora en su tienda han reunido (y seguro que esto será un no parar de constantes descubrimientos fruto de sus inquietudes y viajes) a: Cerámicas LINO; Navajas de Taramundi; Jabón Chimbo; objetos de aluminio Villarinox; mantas de Ezcaray, son de la Rioja y fabrican igual desde 1930; Jabones Siracussa; piezas de ganchillo de Mano de Santa; Espardenyes Caretes; o los perfumes de Daniel Josier; entre otras muchas cosas.

Su pasión por los objetos con historia, el gusto de tratar directamente con los artesanos y conocer mejor la elaboración y procesos de producción (en algunos casos ancestrales) en la creación de las piezas, y la nostalgia de otros tiempos y otras formas, que nos hace recordar a nuestras abuelas, es la esencia que se respira en la La Local, y que han sabido transmitir a la perfección.

Detalles




  • Dirección: C/ bòria, 21, barcelona