By
Cecilia Díaz Betz

Un nombre enigmático esconde un proyecto donde las disciplinas se entremezclan magistralmente con un marcado carácter experimental. Duoh es diseño, arte, indumentaria, plasticidad, objetos, escenificación. Sin límites, ni barreras. Una firma cargada de simbolismo, donde el plano comercial queda relegado y vapuleado en pro de la creatividad y las ideas. Su última obra se titula Limosna, y en ella nos presentan una serie de objetos con aires ancestrales, a medio camino entre el amuleto, la vestimenta, la insignia y la ornamentación. Encima de la mesa, una crítica a la jerarquía vertical de las clases sociales y a la doble moral cristiana, así como un análisis del concepto de caridad y todo lo que ello conlleva. Objetos trascendentales que nos hablan de nuestro pasado y de la repercusión del mismo en nuestro presente. La tradición como herramienta de poder. La religión como control.

Esta manera de entender y hacer, polifacética, conceptual y con un sino trascendental, les lleva a crear piezas altamente interesantes y provocativas.

Sara De Ubieta, María García y Andrea Viêntëc son las cabezas pensantes y alma maters de Duoh. Cada una cuenta con una especialización y motivaciones concretas, pero todas tienen en común el compartir una misma filosofía y entendimiento, razón por la cual iniciaron este proyecto. Esta manera de entender y hacer, polifacética, conceptual y con un sino trascendental, les lleva a crear piezas altamente interesantes y provocativas. En esta nueva colección, Limosna, los objetos e indumentaria tienen entidad y signficado propios, pero la totalidad del conjunto adquiere un valor escénico tremendo, donde todo está pensado y sentido de principio a fin, para provocar una reacción en el observador. El estudio exhaustivo y la experimentación se palpan rápidamente. Todas las piezas encajan.