By
Quim Coll

De una forma u otra, te interese o no el mundo del arte, llegó a tus oídos que en la pasada edición del Art Basel Miami Beach apareció en la pared de una galería un plátano enganchado con cinta americana, que se estaba subastando por nada más y nada menos que $120,000. Pues bien, la galería en cuestión es Perrotin, y el artista detrás de la obra el italiano Maurizio Cattelan. Ahora, la galería pone a la venta merchandising oficial del que ya es el plátano más famoso del mundo por una buena causa. F: Cortesía de Art Basel

La galería Perrotin y el artista Maurizio Cattelan comercializan Comedian, el plátano pegado a la pared del Art Basel Miami Beach, por una buena causa

La pieza en cuestión, titulada Comedian, no llamó la atención de los coleccionistas que tuvieron acceso a ella antes de que la feria abriese sus puertas. Era un cliché más, algo que ya se había visto antes con mucho más impacto (recordemos la pintura triutrada de Banksy). A pesar de eso, medios locales se hicieron eco de la obra, contando al mundo que su precio rondaba los $120,000.

Todo el mundo dio su opinión sobre el famoso plátano, que sin lugar a dudas se convirtió en la obra más discutida de toda la feria. Los visitantes hacían cola para hacerse una selfie con la obra, y el artista neoyorquino David Datuna incluso llegó a quitarla de la pared y comérsela (la galería la sustituyó rápidamente). El domingo por la mañana la tuvieron que retirar, diciendo que temían por su seguridad.

Ahora, la galería Perrotin aprovechará su sensación viral por una buena causa. Colaborando con Cattelan, autor de la obra, pondrá a la venta camisetas con el plátano en su librería de Nueva York. Los beneficios irán destinados a la organización benéfica Feeding South Florida, que se encarga de hacer llegar alimentos a los condados de Palm Beach, Broward, Miami-Dade y Monroe. Por cada dólar donado, la organización puede aportar 7 platos a los más necesitados. Las camisetas también se pueden encargar por Internet (se mandarán desde la sede parisina de la galería). Pero corre, que vuelan.