By
Quim Coll

La galería Campoli Presti presenta por primera vez en sus lares una exposición dedicada a la artista milanesa Cinzia Ruggeridéconnexion se exhibirá en la central parisina de la galería del 7 de febrero hasta el 16 de marzo, y explorará distintos aspectos de la practica multifacética de la artista.

‘déconnexion’ exhibe la obra de Cinzia Ruggeri por primera vez en la Campoli Presti de la capital francesa

Cinzia Ruggeri es artista y diseñadora tanto de interiores como de moda. Su camino creativo empezó en Milán en el año 1960, dónde exhibió por primera vez su obra en la Galleria del PrismaRuggeri comparte estética con la escena de diseño radical milanesa de los 70, y estaba fascinada por la idea de transgredir los límites entre distintas disciplinas, como la arquitectura, el arte, la moda o el diseño.

‘Chef’ (2018), una de las últimas obras de Ruggeri. Cortesía de la artista y Campoli Presti

El diseño posmodernista estuvo dominado por distintas escuelas italianas, aunque Ruggeri siempre mantuvo cierta independencia en su trabajo.Su obra era adelantada a su tiempo; por ejemplo, en 1977 creo su propia colección convirtiendo sus vestidos en un espacio arquitectónico para que cada persona los pudiese vestir e interpretar de distintas maneras. Algunas de sus piezas se creaban usando cristales líquidos o luces led que cambiaban según la temperatura corporal, o, sencillamente, a disposición del usuario.

‘Specchio «schatzi»‘, de Cinzia Ruggeri. Cortesía de la artista y Campoli Presti

Sus ideas futuristas intentaban deconstruir el espacio para moverlo a un marco más pasional y humano. Su diseño de interiores busca profundizar en la relación entre lo animado y lo inanimado. Muebles antropomórficos, guantes con puntas de bolígrafo como uñas; en general, piezas altamente influenciados por el surrealismo.

‘Gioeillo per lampadina’ (2018), Cinzia Ruggeri. Cortesía de la artista y Campoli Presti

También juega muchísimo con el lenguaje, con obras (que se encuentran en Campoli Presti) como Schiaffo bag (bolso bofetada), un bolso redondo con un guante integrado, que te puede servir tanto para guardar cosas, para guardar tu mano, o para pegar una bofetada a alguien; o sus famosas Botas Italia, unas botas con la forma exacta del país (con bolsos a juego con la forma de Sicilia y Sardeña).

‘Schiaffo bag’, de Cinzia Ruggeri. Cortesía de la artista y Campoli Presti

A través de déconnexion podremos observar la obra de una artista que actualmente busca crear trabajos entremezclando la energía de las historias reales que los inspiran y los diferentes usos subjetivos que cada persona les pueda dar. En la galería parisina Campoli Presti hasta el 16 de marzo.

‘Stivali Italia’ (1986), de Cinzia Ruggeri. Cortesía de la artista y Campoli Presti
Vista de la exposición. Cortesía de la artista y Campoli Presti
Vista de la exposición. Cortesía de la artista y Campoli Presti
Vista de la exposición. Cortesía de la artista y Campoli Presti