By
Quim Coll

La Fondazione Prada de Milán es un enclave dedicado a las artes contemporáneas, a la cultura, a la arquitectura, al cine, a la filosofía y mucho más. Además, en el edificio se celebran los distintos desfiles estacionales de la marca y dentro se han podido ver obras de artistas como Steve McQueen o Louise Bourgeois. Ahora, la fundación se reinventa en formato digital y abre sus puertas de forma virtual ya que, debido a la pandemia del COVID-19, sus puertas físicas siguen cerradas hasta nuevo aviso. F: El recinto de la fundación, cortesía de Fondazione Prada

La Fondazione Prada ha aprovechado el confinamiento para virtualizarse con un proyecto de expansión online que irá más allá de la crisis actual

A pasar de que sus tres exposiciones principales están aplazadas, el público podrá adentrarse en la fundación y visitar tres espectáculos online que suponen una experiencia virtual de aprendizaje y conocimiento. En un comunicado, la institución afirmó que el objetivo de su virtualización es el de transformar un periodo de crisis en una oportunidad para estudiar y analizar nuevas formas de operar y comunicarse. De esa forma, crea un lenguaje nuevo para no permanecer en silencio ahora que no tiene público físico.

Es así como la Fondazione Prada reinventa las formas convencionales en las que su público interactúa con la cultura convirtiendo su web y sus redes sociales en un laboratorio de ideas. La entidad colgará entrevistas, vídeos e imágenes, pero como insignia la institución ha creado un glosario que permite explorar los ricos archivos de la fundación milanesa. Además, se ha comprometido en sustituir los programas sobre cine por un servicio de streaming oficial.

El proyecto seguirá con un podcast y un trabajo videográfico, y mantendrá la intención de seguir expandiéndose una vez pase la situación de emergencia en la que tanto Italia como medio mundo se ve sumida. Una plataforma flexible para probar nuevos formatos y códigos en tiempos de crisis.