By
Pau Roca

Hace algo más de un año que las inquietas mentes pensantes del Primavera Sound decidieron dar un paso más y abrir una pequeña tienda en el barrio del Born. No tenían suficiente con ser una de las promotoras más potentes del mundo y decidieron convertirse en una plataforma multidisciplinar, abriendo un sello discográfico, El Segell, en el que dar salida editorial a sus inquietudes musicales, a la vez que inauguraban La Botiga. El lugar se ha convertido en este tiempo en un punto de encuentro y de visita obligada para cualquier melómano, lector empedernido y amante de todo lo relacionado con la cultura musical. Porque el espacio, la verdad, es que invita a quedarse un buen rato hojeando el gran catálogo de libros que tienen: desde biografías a ficción, pasando por obras didácticas, siempre con la música como protagonista. No faltan The Death Of Bunny Munro de Nick Cave, Moondog: The Viking of 6th Avenue del minimalista Philip Glass o libros de Jabier Muguruza, Patti Smith o nuestro queridísimo Oscar Broc Una vez atrapado entre sus cálidas paredes de ladrillo, se puede observar que estamos casi ante un mausoleo de la música y la cultura indie, en el que se pueden comprar desde divertidos gadgets y pequeños juguetes musicales a cintas, cámaras de Lomography, pósters o Dvd’s, como por ejemplo el premiado documental A Band Called Death, Marvin Gaye Live In Montreaux 1980Portishead live in Roseland New York y otras películas de artistas como Kanye West, Pixies, New Order o Kraftwerk

La Botiga se ha convertido en poco tiempo en un punto de encuentro y de visita obligada para cualquier melómano

Y claro, cómo no, hay música. Mucha música. Si esperas encontrar Cd’s ni vayas, porque sólo se venden vinilos, pero el catálogo que tienen engloba lo mejor del indie/pop nacional, con referencias como Anímic, Betunizer, Nacho Vegas, Dulce Pájara de Juventud, El Petit de Cal Eril o Guillamino. También puedes dejarte recomendar por el director de orquesta de La Botiga, David G. Balasch, capo del gran blog Tower Of Meaning y anfitrión ideal, entregado a la causa cada vez más necesaria de entablar una relación humana con el vendedor de discos. 

También hay espacio para la electrónica más pop como Lp’s de Jessy Lanza, Julia Holter o Toro y Moi, o cosas más arriesgadas y extremas como el Black Metal de Dead Blunt o el Killing Season de Kode9 y el recientemente fallecido The Spaceape

 

Si todo esto no te ha convencido para ir a visitar La Botiga, que sepas que cada viernes a las 20:00 hay conciertos acústicos y de pequeño formato de bandas locales, y los sábados entre las 13:00 y las 15:00 se hace un vermut, perfecto para tomar un trago y charlar con otros amantes de la música, turistas despistados y farándula varia de Barcelona mientras Dj’s locales ambientan el momento.

Si quieres consultar más detalles sobre la programación de La Botiga, así como el listado de Dvd’s, libros y vinilos que tienen, no dudes en entrar en este enlace. En todo caso, lo mejor será que bajes al Born y vayas en persona. No te arrepentirás.    

Detalles