By
Cecilia Díaz Betz

Los reflectores se giran hacia la actriz Kirsten Dunst, y curiosamente también hacia Kate y Laura Mulleavy, fundadoras de Rodarte, pues su conjunta colaboración engendra Woodshock, la nueva cinta del estudio A24 (Moonlight, Ex Machina, Under The Skin).

Es la primera pieza en que la dirección y el guión están a cargo de las hermanas Mulleavy

Aunque Rodarte ha participado en la elaboración de trajes y diseños lucidos en la gran pantalla, esta es la primera ocasión en que la dirección y el guión están a cargo de las hermanas Mulleavy.

Woodshock narra la historia de Theresa (Dunst), una joven perturbada por una profunda pérdida, que se aventura a un desgarrador trayecto entre su estado emocional fracturado y los efectos de una potente droga canábica. Inmersivo, fascinante y sublime, Woodshock trasciende el género para convertirse en una experiencia cinematográfica singularmente emocionante que marca la llegada de las chicas Rodarte como una nueva voz que escuchar en el cine.

Dunst se involucra simultáneamente en el drama de Cannes, The Beguiled, bajo la dirección de Sofia Coppola. Mientras que Kate y Laura preparan la primera exposición de moda en el National Museum of Women in the Arts, la cual consiste en un enfoque artesanal hacia las prendas de lujo y que a su vez, da cierre al trigésimo aniversario del recinto.