By
Cecilia Díaz Betz

Queridos lectores de Good2b, os escribo desde un lugar remoto del mundo donde he decidido perderme hasta nuevo aviso, eso sí, en mis sueños… ¡Oh! Las anheladas vacaciones, qué lejos han quedado ya. Si es que no cabe duda de que viajar ensancha el alma y nutre tu cabeza, pero es que si además envías una postal a tus seres queridos desde allí donde estés, todavía se te ensancha más. ¿Verdad que es maravilloso llegar a casa, abrir el buzón y encontrarte algo totalmente diferente a las odiosas facturas? Pues ya sólo por conseguir sacarte una sonrisa, no podemos dejar que las postales caigan en el olvido. Y, por supuesto, me refiero a las de verdad: manuscritas, que en breves líneas condensan tu voyage-voyage, y con una imagen por la que tu nevera mataría. Precisamente de eso es de lo que va el proyecto Keep in touch, de no perder esta bella tradición vacacional, jugando con la creatividad y las conexiones humanas. Somos fans, esto es así.

¿Hace cuánto tiempo no recibes ni envías una postal? ¿Por qué? Las respuestas son reveladoras: esta maravillosa costumbre epistolar está en vías de extinción. Debido a este hecho irrefutable, Nuria y Kety, dos intrépidas y nostálgicas diseñadoras y fotógrafas, fanáticas desde tiempos inmemorables de enviar y recibir postales, han decidido recuperarla y no dejarla morir a través de Keep in touch. Este proyecto promueve que saques la creatividad que llevas dentro, diseñando, fotografiando, pintarrajeando, o cualquier ‘ando’ que se te ocurra, en una postal que te puedes descargar de su web. Acto seguido, se la envías, y entre todas las recibidas, se hará una muestra colectiva. Si te quieres unir a esta bella causa en pro de la recuperación de las postales, estás a tiempo, el plazo termina el 30 de septiembre.

Toda la info aquí.