By
Cecilia Díaz Betz

Hace poco os habíamos presentado una grata solución a los engorrosos cables llamada Le Cord, que ponía un poco de luz ante tanta oscuridad maniática. Pues bien, la saga del haterismo en torno al mundo del cableado es un no parar y de los creadores de «odio los enredos de cables profundamente», hoy nos hemos visto en la situación de enfrentamos a una nueva entrega, «odio que se caigan los cables, se ensucien y tenga que arrastrarme por debajo de la mesa para encontrarlos». No nos alarmemos. Habemus solución. Se llama Cubic Cable Holder y no podrás parar de elogiar a su alma máter, Kebei Li. Un maestro.

Ante su impoluto minimalismo y funcionalidad, hasta el mismísimo Steve Jobs hubiese caído rendido a sus pies

Se trata de un pequeño cubo metálico, disponible en varias tonalidades, que actúa sujetando los cables de los cargadores de los móviles, tablets u ordenadores, evitando que se desplomen al suelo desde la mesa cuando se te ocurre desconectarlos. Lo mejor es que además de terriblemente funcional, este pequeño cubo resulta ser un objeto de diseño muy bonito. Ante su impoluto minimalismo, hasta el mismísimo Steve Jobs hubiese caído rendido a sus pies. Simplicidad, geometría, funcionalidad. Tres pilares que Kebei Li a puesto al servicio de todos nosotros a través de este pequeño gran Cubic Cable Holder.

Nada como ver el gif a continución para darse con un canto en los dientes de la maestría Kebeiliniana.

6f5a8869c32ee53542e69d787118f1da_original

 

Para que este sueño se haga realidad, solo hay que pasarse por la campaña de mecenazgo Kebei Li ha abierto en San Kickstarter y aportar tu granito de arena haciendo un pre-order.