By
Cecilia Díaz Betz

Estamos ante un claro caso de que una imagen vale más que mil palabras. Qué más os podemos decir de esta maravillosa campaña de la diseñadora australiana Karen Walker que no veáis con vuestros propios ojos. El modelo elegido para representar la la línea de gafas SS15 de la firma es, ni más ni menos, que un perro. Pero no uno cualquiera, hablamos de toda una celebrity y se llama Toast.

Resulta que este elegantísimo Cavalier King Charles Spaniel sin dientes y con la lengua caída, tiene un instagram con un séquito de followers de aúpa, 160k para ser exactos

Resulta que este elegantísimo Cavalier King Charles Spaniel, sin dientes y con la lengua caída, tiene un instagram @Toastmeetsworld con un séquito de followers de aúpa, 160k para ser exactos. Y ahora está llegando a lo más alto de su carrera protagonizando la campaña de eyewear SS15 de Karen Walker, donde también aparece la propia Walker. Pero la historia de Toast es de cuento de hadas. Resulta que este popular chucho fue rescatado de una perrera en 2011 por Josh Ostrovsky -un comediante de Nueva York conocido como Fat Jew– y su mujer, Katie Sturino. El caso se hizo eco en los medios, y Toast empezó a recibir el apoyo incondicional de la élite de la industria de la moda. De locos, sí, pero ahí está el perrete partiendo la pana y viviendo una vida digna y, ahora también, plagada de lujos. El anuncio de la campaña lo hizo la propia Karen Walker a través de su instagram, y la foto de Toast recibió 5.000 likes. Las fotos de campaña, por cierto, las firma Tom Schirmacher, y tanto Toast como Walker salen divinos con os nuevos modelos de gafas.