By
Nuria Candela López
Lee2
birth-defects-by-joon-lee
_MG_4107
shattered-by-joon-lee
tension-by-joon-lee
abortion-by-joon-lee

Joon Lee comenzó a disparar fotografías a los quince años y desde hace aproximadamente un año se ha centrado en las naturalezas muertas. Lee explora la objetivación de los alimentos y las flores entre otras cosas para interrogar las dicotomías del desorden y la armonía, lo cotidiano y lo exótico. El trabajo de Lee se adentra de manera similar en los límites de su propia sexualidad, operando dentro de un espectro de extremos, contrastes y oposiciones. 

Joon Lee trabaja desde un espectro de contrastes y extremos buscando resultados surrealistas

Este fotógrafo coreano residente en Canadá empezó a especializarse en las naturalezas muertas en 2017, a raíz de haber trabajado para una empresa de alimentación, decidió explorar y cambiar la fotografía corporativa de alimentos que todos conocemos mediante la integración de tonos de color y composiciones clásicas con una sutil perspectiva surrealista para profundizar en el subconsciente del espectador.

Inspirándose en cuadros y bodegones de artistas como Pieter Claesz, Paul Cézanne, Braque, Irving Peen o Paul Outerbridge, Lee comienza cada proyecto artístico repasando las estanterías de cada tienda de accesorios, frutas y antigüedades para elegir los materiales que utilizará y que previamente habrá salido en alguno de sus bocetos pero dejando que su subconsciente elija los encuadres y los materiales, y vea cómo se van desarrollando las cosas en el mismo momento. Prepara las tomas y diseña el set con papel o tela, y luego llena la escena con accesorios, saca los alimentos de la nevera y finaliza todo agregando frutas y verduras para componer la línea de contraste en la imagen según convenga.

Al parecer que trabaja con flores vivaces y productos exóticos, Lee también cuestiona el límite de su propia sexualidad entre el desorden y la armonía; una manifestación de la filosofía teórica de Lee que correlaciona cada trabajo desde su entorno social, político y ambiental. Sin saber dónde se sienta en el espectro, Lee observa la línea fina de los dos polos opuestos y acompaña cada fotografía con tonos y formas opuestas.

No te pierdas su Instagram ni su página web.